La que se avecina: El Coque, la Berta, el Nano y otros vecinos del montón

Hasta hace unos años, No desearás al vecino del quinto, de Alfredo Landa (1970), era la película española más vista en nuestro país. En 1998 fue superada por Torrente, que estuvo más de una década en lo más alto hasta que llegaron Lo imposible (42 millones de euros ingresados) y, finalmente, Ocho apellidos vascos (50 millones). Esta evolución refleja cómo el cine español ha ido subiendo escalones de calidad y el público ha respondido. Sin embargo, también está claro que el humor ibérico en loncha gorda tiene mucha audiencia.

En la televisión nacional pasa algo asombroso. Las series españolas arrasan llevándose por delante a las mejores producciones norteamericanas como Mad Men o Breaking Bad. La que se avecina es en este sentido un ejemplo claro de cine barato y resultadista, que divide España entre los que adoran la serie y los que la aborrecen. Los creadores son los mismos de Aquí no hay quien viva, otra producción bajo el patrocinio del humorista José Luis Moreno.

- Anuncio -

La trama de la serie es sencilla: un grupo de vecinos no paran de chillarse lo idiota que es uno, lo fulana que es la otra y lo «buenorra» que está la nueva del cuarto derecha. Las escenas corales son constantes en los pasillos del vecindario con una velocidad trepidante muy característica de las comedias de situación. En el fondo son situaciones que provienen de las mejores comedias españolas de los años 50 y 60 dirigidas por Berlanga, José María Forqué o Juan Antonio Bardem en las que destacaban las salidas y entradas de plano, vibrante velocidad de los conflictos dialogados y el apoyo de unos secundarios magníficos (Gracita Morales, Cassen, Rafaela Aparicio, Manuel Alexandre). Hay golpes de ingenio en situaciones y personajes pero la redundancia de humor fácil, exagerado y chusco es agotadora. Hay grandes actores de comedia como Fernando Tejero o Nathalie Seseña, pero están demasiados encorsetados en personajes histriónicos con clichés muy rancios del macho ibérico ateo y cumpulsivo, y la maruja crédula y en el fondo bastante golfa.

Solo hay que leer los títulos de los capítulos para entender la vergüenza ajena que produce la serie en muchos momentos. Aún así tiene su público (entre 3 y 4 millones). Como el Sálvame. Como Torrente. Pero no hay que olvidar que esa misma audiencia la han tenido series como Pulseras rojas, Isabel, El tiempo entre costuras o Niños robados (una magnífica miniserie de Telecinco). Series que no solo no avergüenzan a ninguna de las Españas sino que producen un mayoritario orgullo ibérico y una admiración internacional cada vez más considerable.

Ficha Técnica

  • País: España, 2007
  • Dirección: Juan Luis Iborra, Miguel Albaladejo
  • Fotografía: Carlos Domínguez, Felipe Baeza, Juan Carlos Rodríguez, Fabián Hernández, Eugenio Sánchez
  • Música: Big Bang Boka, Santiago Ibarretxe, Pedro Barbadillo
  • Duración: 8 temporadas (109 capítulos de 80 minutos)
  • Emisión en España: Telecinco
  • Calificación: +18 años (XD+)
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año