Loki: De multiverso y superhéroes

Acaba de emitirse el capítulo sexto y último (sic) de Loki, el dios nórdico del engaño (y del fuego). Según los dictados de Marvel, él y sus congéneres son simplemente «asgardianos», siendo su morada un mundo distante poblado por criaturas poderosas; un buen recurso para despojarles de su divinidad sin quitarles sus poderes y características principales. La aventura de este Loki comienza donde termina la historia Vengadores: Endgame; cuando parecía que había logrado escapar de los Vengadores gracias al teseracto -aquel cubo que contiene una poderosa gema-, se encuentra con los agentes de la AVT (Autoridad de Variaciones en el Tiempo), quienes lo detienen, lo juzgan y se disponen a ejecutarlo.

Los seis capítulos de esta primera temporada -los títulos de crédito finales del último capítulo anuncian la segunda- están bien estructurados. El primero, Glorious Purpose, tras el glorioso arranque que hemos mencionado, explica en qué consiste la AVT, una auténtica policía del tiempo que se dedica a suprimir las variantes o alternativas a lo que está marcado en la línea temporal. Cualquier variante, explican, crea un universo alternativo. The Variant explica la misión de Loki, ayudar a la AVT en la persona del agente Moebius (Owen Wilson), a atrapar una variante del mismísimo Loki. A continuación, entre peleas y engaños, visitamos mundos alternativos y aprendemos a sospechar que no todo es bueno ni noble en esta AVT y su afán por preservar una línea temporal prefigurada desde siempre. La gran aventura de Loki -el dios de la mentira- será descubrir la verdad.

Loki es la tercera serie de superhéroes de Marvel que distribuye Disney+ (de hecho su éxito es tan fenomenal que Movistar+ comienza a distribuirla también). Las otras dos son Bruja Escarlata y Visión y El halcón y el soldado de invierno. Su creador es Michael Waldron, ahora el superconocido creador de Loki y del guion de la todavía no estrenada Doctor Strange 2: El multiverso de la locura, pero hasta entonces solo había escrito un capítulo de la serie de animación Rick y Morty. Loki es la transición entre Endgame y Doctor Strange 2; no es un simple reciclado de situaciones y personajes Marvel de segunda para la televisión. En el proyecto Disney+ de coordinar el Universo Marvel, esta(s) miniserie(s) tiene(n) personalidad propia.

El eje de la historia es la personalidad del héroe, obligado a colaborar con sus captores -el dios del engaño tiene su agenda propia, cosa que no ignoran sus captores. El duelo Tom Hiddleston/Owen Wilson por sí mismo es un buen motivo para ver la serie. Por otra parte, la presentación de esa locura de las variantes y el multiverso se hace con claridad y hasta con gracia. Finalmente el enfrentamiento de Loki con sus variantes es todo un espectáculo. Una de ellas será decisiva en el desarrollo de la historia, otras serán tema absoluto del capítulo cinco, un curioso capítulo de naturaleza tragicómica de principio a fin. El capítulo sexto es un hallazgo, logra rematar bien una historia que se complica y parecía llegar a un callejón sin salida. Para ello necesita aclarar muchísimas cosas, y lo hace con largos discursos escolares, que quedan bien. Hay que descubrirse ante este guionista, aunque me siga pareciendo que está algo mal de la cabeza.

La fotografía y los efectos especiales están a la altura de la historia, pero lo mejor es Tom Hiddleston, actorazo desaprovechado hasta que Marvel descubrió que era Loki.

Con todo, la principal paradoja no es la temporal o el multiverso, sino que Disney consiga convertir a Loki en un tipo bastante decente.

⇒Quizá te interese la crítica de Bruja Escarlata y Visión

Ficha Técnica

  • País: EE.UU., 2021
  • Dirección: Kate Herron
  • Fotografía: Autumn Durald
  • Música: Natalie Holt
  • Duración: 1 temporada (6 capítulos de 45 minutos)
  • Emisión en España: Disney+
  • Público adecuado: +12 años
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.