Los testigos: Falsos recuerdos

La hija de un importante político es secuestrada en el Museo de Historia Natural de Berlín y hay ocho testigos cuyas declaraciones no concuerdan. La policía encarga a la doctora Jasmin Braun, una psicóloga forense, indagar en los recuerdos de los testigos para dilucidar la verdad de lo ocurrido.

Esta miniserie, creada por la productora alemana UFA Fiction -también responsable de la trilogía Deutschland, premiada con un Emmy-, está basada en los trabajos de la doctora Julia Shaw, más en concreto en su libro La ilusión de la memoria. Esta reputada psicóloga germano-canadiense afirma: «la pregunta no es si un recuerdo es incorrecto, sino cuán incorrecto es«. La serie profundiza en la inestabilidad de la mente humana y cómo podemos llegar a creer en recuerdos totalmente falsos.

Apenas hay exteriores, transcurre casi en su totalidad en un par de habitaciones del museo. La acción es mínima, pero sus responsables saben subir la tensión en cada uno de sus episodios. Los interrogatorios que mantiene la psicóloga con los testigos están muy bien dosificados, aumentando la intriga, manteniendo siempre el interés en alza en la búsqueda de separar los recuerdos falsos de los verdaderos. Algunos dirán que este tipo de historias son tramposas porque siempre se oculta algún as en la manga, y tendrán razón; pero en eso consiste la dramaturgia, en dar la información en el momento oportuno para atrapar al espectador, sorprenderlo y tenerlo al borde de la butaca, cosa que consigue este logrado cluedo psicológico.

Sus ocho episodios de escasos 25 minutos están dedicados cada uno a un testigo y es de esas series que es mejor verla en el menor tiempo posible para no olvidar los detalles de su, en ocasiones, enrevesada trama. Tras su apariencia de serie posmoderna, donde prima la deconstrucción de la verdad para pasar a la posverdad, y tributaria de alguna forma de alguno de los muchos CSIs, se esconde una trama clásica muy a lo Agatha Christie. Podría ser muy bien como un largo tercer acto de una novela de Hercules Poirot o de miss Marple, en esa escena típica en la que el detective se encuentra en una biblioteca o en un salón y tras interrogar a todos los sospechosos da la resolución del crimen.

Las grandes bazas de Los testigos son los puntos de giro, muy conseguidos, los diálogos que se siguen sin pestañear, y unas interpretaciones muy matizadas, que hacen creíble un relato que sin un buen hacer actoral que lo soportara se vendría abajo. Tanto la protagonista, interpretada por la actriz de origen rumano Alexandra Maria Lara, como el resto del elenco hacen un extraordinario trabajo, con la dificultad añadida de que casi en todo el metraje se encuentran sentados aguantando el primer plano.

Ficha Técnica

  • País: Alemania (8 Zeugen), 2020
  • Fotografía: Philipp Timme, Julien Wintermeier
  • Música: Chris Bremus
  • Duración: 1 temporada (8 capítulos de 25 minutos)
  • Emisión en España: Filmin
  • Público adecuado: +16 años
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Escritor de relatos de terror y misterio, y guionista de cine y televisión. Admirador de Ford, Kurosawa, Spielberg y Hitchcock, no necesariamente en este orden