La misteriosa Sociedad Benedict: Enigmas y acertijos

Un año cualquiera en un lugar cualquiera, contemporáneo, pero con sabor retro, el mundo sufre una extraña crisis llamada “La emergencia”, que provoca ansiedad general. En ese contexto Reynie Muldoon, huérfano de once años y brillante intelecto, se presenta a un concurso para conseguir una beca. Las pruebas son atípicas, pero Reynie consigue ser seleccionado, junto con George ‘Sticky’ Washington, un chico con memoria fotográfica; Kate Wetheral, una niña que trabajó en un circo y escapó posteriormente, y la pequeña y testaruda Constance Contraire. El organizador de la prueba, el señor Benedict, les explica que había organizado ese concurso para formar un equipo de niños con un talento especial, porque necesita su ayuda. Él ha averiguado que “La Emergencia” consiste en mensajes  subliminales emitidos desde el vecino Instituto de Aprendizaje para Muy Iluminados, que es una amenaza muy seria, y va a infiltrarlos en ese centro.

La misteriosa Sociedad Benedict es el título de una serie de novelas para “jóvenes-adultos” de Trenton Lee Stewart. Fue publicada en 2007 y consiguió un éxito inmediato. Los personajes, los cuatro protagonistas principales, y también el señor Benedict, son un logro; la construcción de la trama, llena de enigmas y acertijos divertidos y desconcertantes, es adecuada; evita caer en infantilismos aunque los héroes tengan once años al comenzar la saga; los temas que trata son contemporáneos: el dominio gracias al control de la mente a través de aparatos electrónicos, la manipulación y la corrupción, la falta de lectura, la falta de análisis y la repetición servil de slogans. A ello opone la honradez, la lealtad, el trabajo en equipo, la lectura y el amor. No está nada mal.

La adaptación a la pantalla pequeña viene de mano de Matt Manfredi (Destroyer. Una mujer herida) y Phil Hay (Infiltrados en Miami). Sobre esta adaptación planean dos cuestiones diferentes. En primer lugar de lo que vemos en pantalla: ocho capítulos en los que se ha trasladado lo principal de la primera novela, con una estética que tiene mucho de Wes Anderson, a veces desconcertante pero grata en general. En segundo lugar, lo que difiere esta serie de la novela original, básicamente la ambientación, el tratamiento y carácter de los adultos, la negación de la familia. Los dos temas están íntimamente relacionados.

El noventa por ciento de los libros está ocupado por los niños, los adultos son importantes pero aparecen sólo cuando les corresponde. En la serie también se llevan los niños la parte del león, pero en mucho menor grado que en la narración escrita. El mundo adulto tiene más protagonismo en escena que en el libro. Por ello los guionistas han decidido darle ese tono surrealista, simpático, que no interfiere demasiado con los niños. La serie avanza con dos velocidades diferentes. Cuando los chicos están en pantalla la aventura vuela. Cuando son los adultos es otra cosa.

De todo lo dicho debe quedar claro que el gran acierto, lo mejor de esta serie, son los cuatro protagonistas. El casting es perfecto Mystic Inscho es Reynie Muldoon, Emmy DeOliveira da vida a Kate Wetherall, Seth Carr interpreta a Sticky Washington, Marta Kessler a Constance Contraire; son jóvenes actores con mucha experiencia y han formado un gran equipo. Los cuatro brillan con luz propia en todo momento, como en los libros, se entienden con una mirada y se lo pasan en grande trabajando juntos.

La serie encantará a los jóvenes y gustará a los adultos.

Ficha Técnica

  • País: Estados Unidos.
  • Duración: 510 (10 capítulos)
  • Emisión en España: Disney +
  • Público adecuado: +7 años

The Mysterious Benedict Society (2021)

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.