Monarch: El legado de los monstruos | Lo mejor de las películas de Legendary Films

Monarch: El legado de los monstruos | La primera secuencia del primer episodio es un poema: John Goodman, que encarna a Bill Randa, huye de unos monstruos en una isla,  y arroja algo al mar. La historia da un gran salto temporal y nos sitúa justo después del día G, día del enfrentamiento de Godzilla con los Titanes, que arrasó la ciudad de San Francisco y sembró el pánico a nivel mundial: el mundo descubrió que los monstruos existían y que podían aparecer en cualquier parte. La acción se centra en Cate, una joven norteamericana de origen oriental que viaja a Japón para limpiar y cerrar el piso que su padre, fallecido el día G, tenía en Tokio. La primera sorpresa que se lleva es descubrir que el piso no está vacío, que su padre tenía dos familias y allí viven Kintaro, su medio hermano, con su madre. Los hermanos tienen la misma edad. Tras unos momentos de indignación y de reproches mutuos, Cate y Kintaro se ven obligados a entenderse: mientras registran la oficina de su padre descubren que estaba relacionado con una organización llamada Monarch, y sus agentes les persiguen en busca de información. Cate y Kintaro comienzan un largo y peligroso viaje por descubrir quién era su padre y qué hacía, y qué es Monarch. A lo largo de este viaje una serie de flashes back situados en los años 1950 cuentan cómo una científico japonesa llamada Keiko, un fotógrafo y explorador llamado Bill Randa, y un militar, Lee Shaw, crearon Monarch. Los primeros flash back no parecen guardar mucha relación con la historia reciente. Poco a poco se van entendiendo mejor y cada pieza del rompecabezas ocupará su lugar.

Impresionante la serie que han creado Chris Black y Matt Fraction. Han recuperado lo mejor de las películas de monstruos de Legendary Films: Monarch se deja ver brevemente en Godzilla (2014); John Goodman aparece como Bill Randa en Kong: Skull Island (2017); y anuncia Godzilla rey de los monstruos (2019). La serie tiene épica y empaque pero lo mejor son sus personajes. Hay un drama humano, plagado de misterios, que se desarrolla a lo largo de setenta años y afecta directamente a Cate y Kentaro. Es su historia y su conflicto emocional lo que hace avanzar la trama. Ellos deben descubrir quiénes son,  tomar decisiones y asumir su herencia. En ese camino contarán con la ayuda de Lee Shaw. El anciano militar sobrevivió a sus abuelos y mantiene una forma física y una juventud envidiable (y misteriosa).

El guión es sólido y está bien hilvanado. La historia está situada en la actualidad, pero también en los años 1950. Los dos ejes temporales son complementarios y hacen sonreír por lo bien que se complementan. El aglutinante se llama Lee Shaw, interpretado por Kurt Russell en la época actual, y por su hijo Wyatt Russell en la versión 1950. Los apuntes históricos son acertados y nada farragosos, alagan la inteligencia del espectador y mezclan la historia política y con la de la saga de monstruos nipona. Los productores han sabido hacer de necesidad –presupuesto- virtud y las apariciones de los monstruos son limitadas y, en su momento, no defraudan. Al mismo tiempo, su presencia y actividad se deja sentir continuamente en mil pequeños y angustiosos detalles, alusiones, informativos, …

Las interpretaciones en general, son excelentes, particularmente en lo que al reparto veterano se refiere. Los tres jóvenes implicados cumplen. Se trata de una serie que agradará incluso a aquellos que no están particularmente interesados por los monstruos japoneses.

Ficha Técnica

  • País: Canadá (Monarch: Legacy of Monsters), 2023
  • Fotografía: Chris Seager, Daryl Hartwell, Jean-Philippe Gossart, Jess Hall, Sam McCurdy
  • Música: Leopold Ross
  • Duración: 1 temporada (10 capítulos de 45 minutos)
  • Emisión en España: AppleTV+
  • Público adecuado: +14 años
Suscríbete a la revista FilaSiete