Percy Jackson y los dioses del Olimpo: Renovando los antiguos mitos

Percy Jackson y los dioses del Olimpo | Rick Riordan, profesor de mitología, creó al personaje de Percy Jackson, un semidiós de 12 años, una manera muy entretenida de repasar los antiguos mitos. Lleva más de 30 millones de libros vendidos. En 2010 Chris Colombus realizó la versión cinematográfica de la primera aventura de Percy. No fue un desastre, pero le faltaba algo de chispa. Una secuela (Percy Jackson y el mar de los monstruos) fue peor. Disney+ se ha lanzado, produce el propio Riordan, a crear la serie adecuada.

Una breve introducción, para aquellos que no han leído la novela, presenta al joven Percy Jackson -Percy viene de Perseo, no de Percival-, a su madre Sally y a su impresentable padrastro. Percy es «diferente»: imaginativo, cree ver cosas; inadaptado, siempre sufre de bullying, y ha cambiado muchas veces de colegio. Su madre nunca le habla de su padre, al que él no ha conocido. Un día, en pleno Metropolitan de Nueva York, una extraña criatura le ataca, pero nadie parece darse cuenta. Entonces su madre lo envía a un campamento «para que esté a salvo». Allí descubrirá que es un mestizo, hijo de un dios olímpico y de una humana. En el campamento todos son como él, hijos de diversos dioses, que al cumplir los 12 años suelen ser asesinados por las furias. En el campamento están a salvo, al cuidado de Quirón y de Dionisio. Allí Percy descubrirá su primera misión: devolver el rayo a Zeus, antes de que estalle una guerra entre dioses.

La primera temporada -y primera novela- de la serie no está mal, aunque tiene diversos altibajos: el primer capítulo es prometedor y tiene un ritmo frenético. Pero a los jóvenes actores les falta soltura y veteranía, y les habría venido bien un director más experimentado. Algo parecido les pasa a los adultos. Afortunadamente, se nota a medida que avanza la serie, los chicos se van encontrando más a gusto en su piel y los adultos van encontrando el tono adecuado. La exposición también va a saltos, el director James Bobin (Dora y la ciudad perdida) trabaja pensando en un público excesivamente joven que necesita explicaciones y, algunos episodios, correctos, carecen de viveza. De nuevo, si el proyecto sigue adelante, mejorará, se trata de problemas fácilmente corregibles. Por otra parte, a medida que los actores crezcan y las aventuras ganen profundidad, algunos de ellos se corrigen solos.

Del lado de los actores, Walter Scobell es un Percy Jackson que va a más en cada episodio, acaba por ganarse a sus compañeros y al público. Leah Sava Jeffries encarna a Annabeth, hija de Atenea y compañera de aventuras de Percy. A pesar de las dificultades iniciales, poco a poco se va estableciendo química entre ellos. Aryan Simhadrias es Grover, el sátiro, magnífico todo el tiempo. Entre el resto de los semidioses destaca Charlie Bushnell, en el papel de Luke, un joven complejo magníficamente trabajado, pero él es mucho mayor que sus compañeros.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Percy Jackson and the Olympians), 2023
  • Dirección: James Bobin, Anders Engström, Jet Wilkinson
  • Fotografía: Pierre Gill, Jules O’Loughlin
  • Música: Bear McCreary
  • Duración: 1 temporada (8 capítulos de 30-40 minutos)
  • Emisión en España: Disney+
  • Público adecuado: +14 años (V+D)
Suscríbete a la revista FilaSiete