Teherán: El Mossad y la TIA

Teherán es una historia de espías israelíes realizada por parte del equipo creador de la serie Fauda. En esta ocasión trata del conflicto irano-israelí, que no suele aparecer en nuestros informativos.

Comienza con la llegada de Tamar, agente del Mossad, a Teherán. Tamar nació en Teherán y allí pasó la infancia, hasta que la revolución del Ayatola Jomeini obligó a su familia a emigrar a Israel. Habla parsi con un leve acento y conoce la ciudad. Por una serie de casualidades y accidentes su misión se ve lastrada desde su inicio.

Teherán tiene buena factura: imágenes pulcras, ritmo adecuado y una pasmosa facilidad para crear suspense. Consigue además mantener la claridad expositiva en todo momento. Estamos ante un thriller político al que se añade el juego del ratón y el gato. La ambientación es verosímil, especialmente para aquellos que solo tenemos un vago conocimiento de la región y del conflicto.

Los dos protagonistas están muy bien construidos. Tamar (Niv Sultan) es una agente atípica, humana y falible. Comete errores burdos; tanto, que en algún momento parece agente de la TIA de nuestro Ibáñez más que del implacable Mossad. Son errores destinados a lanzar la trama por derroteros inesperados, a ayudar al espectador a empatizar con ella, con sus dudas, con su mirada nostálgica hacia los iraníes.

Su adversario, Faraz Kamali (Shaun Toub), es otra notable creación. El oficial iraní es sumamente inteligente, comprensivo, lleno de encanto, entregado a su familia y a su país. Tiene también un punto de misterio que solo se revelará al final.

Cada capítulo está cuidadosamente cerrado, con diversos giros, sorpresas, trampas y escapadas por los pelos. Salvo el último que cierra de cualquier manera, para propiciar una segunda temporada.

En definitiva, una serie entretenida cuyo principal defecto es lo inverosímil de los errores de la protagonista, aunque eso mismo constituye parte de su encanto: dar un rostro humano al bando israelí, mostrar que no desprecia a su rival, aunque sean radicales islámicos. La historia se alarga demasiado y, entonces, tiende al melodrama. Sin duda, habría mejorado quedándose en seis episodios.

Ficha Técnica

  • País: Israel (Tehran, 2020)
  • Dirección: Daniel Syrkin
  • Duración: 1 temporada (8 capítulos de 45 minutos)
  • Emisión en España: Apple TV+
  • Público adecuado: +16 años (V)
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete