Terra Nova, de Craig Silverstein y Kelly Marcel: Millonario parque temático

Terra nova: La audiencia no respondió. La crítica fue fulmi­nante. Patinazo de Spielberg.

Entre Jurassic Park y Avatar, Terra Nova es una serie de ciencia ficción que parte de una premisa original: el viaje al pasado des­de un futuro apocalíptico. Año 2149. Su­perpoblación, falta de oxígeno y demás tó­picos demográficos del ecologismo actual ha­cen que la Tierra sea un planeta inhabita­ble. Una grieta espacio-temporal (en la se­rie es un rayo azul que te hace retroceder mi­les de años en un segundo sin apenas des­peinarte), permite viajar al periodo cretá­cico y construir una Terra Nova donde poder vivir. El problema es que los humanos del futuro no están solos, hay más humanos y dinosaurios digitales que no están dis­puestos a compartir el parque temático.

30 millones de dólares. O sea la suma del pre­supuesto de El discurso del rey y Slum­dog millionaire es lo que costó el episodio pi­loto de esta serie producida por Steven Spiel­berg. Superando a las carísimas sagas de la HBO The Pacific, Boardwalk Empire o Jue­go de tronos, Terra Nova es sin lugar a du­das uno de los mayores fracasos comercia­les de la televisión de las últimas décadas. Con una audiencia mediocre (apenas 7-8 millones de espectadores en Estados Uni­dos), el pasado 5 de marzo la productora de la serie anunció la cancelación del pro­yecto de una segunda temporada, dejan­do abierta la posibilidad de vender los de­rechos a otra cadena.

Terra Nova es sin lugar a du­das uno de los mayores fracasos comercia­les de la televisión de las últimas décadas

Si la decepción de la audiencia ha sido ma­yúscula, la crítica televisiva ha sido fulmi­nante. Es verdad que en cuanto sale el nom­bre de Spielberg hay una legión de caní­bales deseando carne fresca del multimillo­nario director, pero en este caso hay que re­conocer que la serie tiene un nivel pésimo en guión, interpretación… Incluso la di­rección artística es mediocre a pesar del mi­llonario presupuesto con una Terra que más que el Cretácico parece el planeta de los osos amorosos con colores llamativos y ar­tificiales.

Los actores poco podrían hacer con los diá­logos infantiloides y las situaciones inve­ro­símiles que proponen los televisivos Craig Sil­verstein y Kelly Marcel (Nikita, Bo­nes, El hombre invisible). Todo suena a con­vencional en boca de unos personajes in­terpretados por actores insulsos que cada vez más do­minan el cine y la tele de alto pre­supuesto. Hace años Russell Crowe protagonizaba Gla­diator, hoy Taylor Kitsch es la “carismáti­ca” y musculosa estrella de John Carter (al­go así como Terra Nova pero en cine y en 3D). Hace décadas Harrison Ford interpreta­ba a Han Solo, hoy George Lucas elige a Hay­den Christensen para ha­cer de Anakin Sky­walker. Algo parecido po­dríamos decir de los actores protagonistas de esta serie. Ni siquie­ra Stephen Lang, que en Avatar estaba co­rrecto, transmi­te la necesaria emoción y vi­talidad a su per­sonaje.

Pero tiene acción, ¿no? Sí, pero blandita, abu­rrida y previsible. Además el ordenador se nota en cada plano, haciendo aún más di­fícil la inmersión del espectador. Y es que es­ta historia mal desarrollada no sólo tiene es­casez de talento en el guión, sino también en la puesta en escena. En un momen­to en que las series cada vez huyen más del es­tilo televisivo convencional, la falta de crea­tividad visual de Terra Nova es llamativa. Apenas hay planos que sorprendan al es­pectador y que reflejen una fantasía atrac­tiva y lejana. Esto hace que sea una cons­tante animación rutinaria y gélida.

Es verdad que en Europa está funcionando mejor que en Estados Unidos, pero es más que dudoso que alguna productora inten­te resucitar un juguete tan caro como Terra Nova, por muchas posibilidades de mer­chandising que dé el argumento de la serie.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU., 2011
  • Duración: 1 temporada (13 capítulos de 45 minutos, episodio piloto de 90 minutos)
  • Producción: Fox Televisión
  • Emisión en España: Cuatro (14.2.2011)
  • Emisión en EE.UU.: Fox (26.9.2011)
  • Calificación: +16 años (sexo incidental)
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete