Yo soy Groot

Cada episodio es un gag o una idea, y su único fin es hacer reír

Yo soy Groot

Yo soy Groot: Simpática y muy breve

Esta miniserie recuerda mucho, en su planteamiento, la de Olaf presenta. Cinco cortos, simpáticos, a la medida del Baby Groot. Si recuerdan su origen, en los Guardianes de la Galaxia, su triste fin al salvar a sus amigos, y cómo el mapache recogió un esqueje que empezó a crecer. Ahora tenemos a un crío Groot descubriendo el mundo (y las estrellas) y haciendo de las suyas.

Simpático, muy breve: cada episodio es un gag o una idea, y su único fin es hacer reír, cosa que logra casi siempre, a menudo sorprendiendo con la introducción de personajes bastante singulares.

Los títulos de cada uno de los episodios ya demuestran esta intención: Obra maestra (Magnum Opus), Los primeros pasos (First Steps), El chiquitín (The Little Guy), Una noche movidita (Groot’s Pursuit) y Groot se da un baño (Takes a Bath). En este último, por ejemplo, en plena relajación y aseo observamos cómo sus intentos por usar juguetes, velas y bombas de baño acaban causando un desastre vegetal de proporciones épicas. Cuando sus hojas crecen hasta hacerle parecer un arbusto, decide cortarse el pelo él mismo y se pasa de creativo con su nuevo peinado.

Ficha Técnica

  • Yo soy Groot / I am Groot (2022)
  • Duración: 40 min. aprox (5 episodios de unos 8 min.)
  • Público adecuado: Todos
Suscríbete a la revista FilaSiete

Salir de la versión móvil