18º Festival de Cine de Málaga (Día 4)

Requisitos para ser una persona normal, de Patricia Dolera
Requisitos para ser una persona normal, de Patricia Dolera

18º Festival de Cine de Málaga (Día 4)

18 Festival de Málaga | Una ingeniosa opera prima de Leticia Dolera se presenta como clara candidata a los grandes premios del Festival.

20-21 de abril de 2015

En estos dos días se han estrenado tres películas de la Sección Oficial. Todas se siguen bien, tienen ritmo y una trama interesante. Se agradece que los festivales vayan disminuyendo el nivel de muermismo que muchas veces caracteriza a estos certámenes.

- Anuncio -

Tiempo sin aire: me gustaría que me gustase más

Esta historia basada en la brutal situación que viven en Colombia desde hace décadas tiene muchas cosas que podrían construir una gran película. Hay una historia grande que contar, actores con mucho talento (Adriana Ugarte, Carmelo Gómez, Juana Acosta), la ciudad de Tenerife, el cariño con el que están descritos los personajes…

Sin embargo, no funcionan los diálogos, el desarrollo de personajes, el desconcierto que generan muchos giros de la historia, la decepcionante conclusión y el personaje del chaval está mal interpretado. Es un buen intento fallido en toda regla. Una pena porque da la sensación que con un vuelta y vuelta del guión estaríamos ante una película más que notable. Hasta el tráiler se queda a medio gas…

El país del miedo asustaría si fuese creíble

Otro ejemplo de película que podría ser y no fue. Aquí el problema es la credibilidad del personaje principal interpretado por el omnipresente José Luis García Pérez (este actor está en todas partes, no sé como lo hace). Una cosa es que uno viva con miedo y otra cosa es que un pedazo de padre de amplias espaldas se arrugue a ese nivel ante una adolescente salvaje.

La idea de que el pánico paraliza está bien contada al principio pero se lleva demasiado al extremo. Y luego el chaval que sufre acoso es tan insípido y la madre tan histérica que al final te da bastante igual esta historia de acoso escolar. Me quedo con el personaje de arpía que intenta vender a la familia un carísimo blindaje de puertas de la manera más cobarde. Eso es capitalismo salvaje y lo demás son cuentos. Es como si hubiese salido del cine negro con esa mirada perversa y esa lengua venenosa. Lástima que no tenga más recorrido en la película.

Claudio Sánchez/Ana Sánchez de la Nieta

Requisitos para ser una persona normal: ¿se atreverá el jurado a premiar una comedia?

En esta opera prima de Leticia Dolera hemos escuchado más risas que en todo el Festival. La película es indie, naif, colorista. Muy Juno pero sin ser pedante, muy Happy de Mike Leigh, pero sin ser estúpida. Y hay que reconocer que la película juega con fuego porque arriesga con un humor muy personal; nada fácil de mantener hora y media, muy cerca de convertirse en una astracanada friki. Pero no. Hay algún pegote de azúcar de sobra y alguna salida dramática que no funciona. En cambio hay mucho ingenio en el guión, interpretaciones a medida de los brillantes diálogos, una voz en off muy acertada y una música de fondo amable (arquetípica de las películas indies) que no llega a entusiasmar, pero que hace que la peli no sólo corra, sino que vuele en algunos momentos.

No es fácil ser comedia y salir triunfador de un Festival de Cine. Pero si hay una comedia que a nadie le molestaría que ganase este año sería esta película. Desde luego será difícil encontrar un guión más creativo y un salto al vacío tan peligroso.

Crónicas del 18 Festival de Málaga:

Día 3: Cómo sobrevivir a una despedida y Matar el tiempo

Día 2: Los héroes del mal y La deuda

Día 1: Hablar

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año