Blanca como la nieve, roja como la sangre

La película adapta la novela de Alessandro D'Avenia publicada ya en 10 países y que lleva más de un millón de ejemplares vendidos

Blanca como la nieve, roja como la sangre (2013), Giacomo Campiotti
Blanca como la nieve, roja como la sangre (2013), Giacomo Campiotti

Blanca como la nieve, roja como la sangre

Blanca como la nieve, roja como la sangre: Dirigida por Giacomo Campiotti, la película está basada en el bestseller juvenil de Alessandro D’Avenia.

Blanca como la nieve, roja como la sangre trata de Leo, un joven de dieciséis años que nunca se peina, juega al fútbol y escucha música a todo volumen para evitar pensar. Leo detesta hacer deberes, pero le da igual porque sabe que va copiarlos. Le gusta el colegio, pero solo por la tarde, cuando los profes ya se han marchado.

Para Leo el rojo es el color de pelo de Beatrice, la chica de sus sueños, la chica que le tiene locamente enamorado y haría cualquier cosa por ella. Pero Beatrice no lo sabe y cuando Leo encuentra el valor de acercarse a ella descubre que está atravesando un momento de mucho dolor. Frente a su sufrimiento, Leo es capaz de crecer y tomar decisiones en su pequeño mundo, que le mira y le anima a seguir adelante: en él están sus padres, sus compañeros, un profesor realmente “especial”.

Y por último está Silvia, la mejor amiga de toda la vida, la fiel confidente de cada uno sus secretos.

Blanca como la nieve, roja como la sangre
Blanca como la nieve, roja como la sangre

Giacomo Campiotti (Prefiero el paraíso, Moscati: El médico de los pobres, El maestro) dirige esta comedia juvenil que “no es una película objetiva. Todo se ve desde los ojos de Leo. Los lugares de la ciudad donde se desarrolla la historia no son realistas sino coloreados y trasfigurados por el filtro emotivo del momento que vive Leo. Me he esforzado especialmente en preservar y acoger sus emociones”, afirma el realizador.

“He buscado hacer además una película que haga sonreír -explica Campiotti– pero también que conmueva e invite a pensar y eso es como mantenerse en equilibrio en el filo de una navaja. Es hablar de valores sin retórica, hablar del dolor pero tener una película llena de vida”.

La película adapta la novela de Alessandro D’Avenia publicada ya en 10 países y que lleva más de un millón de ejemplares vendidos desde su aparición en 2010. D’Avenia, 37 años, es profesor de Latín y Griego en un Liceo de Milán. En gran medida sus novelas (tres lleva publicadas) son fruto de su experiencia docente con alumnos adolescentes.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año