Fundación La Caixa y Pixar Animation Studio colaboran para acercarnos el otoño más cultural y artístico. El director de CaixaForum Sevilla, Moisés Roiz, y la comisaria asistente desde California, Brianne Moseley, estrenan en nuestro país la exposición «Pixar. Construyendo personajes».

Tras el éxito previo entre estas dos firmas, con la exposición «Pixar, 25 años de animación» (2015), nos acercan el riguroso trabajo de investigación, psicología y diseño que encierra cada uno de los personajes principales de su obra, para «crear espacios de relación entre las personas y personajes de la película», afirma Roiz.

En esta ocasión, veremos también cómo la firma anclada al protagonismo de Steve Jobs, «explora el barrio mientras dan con la idea», es decir, reproducir una ambientación realista es esencial para una firma que define, delibera y experimenta el diseño de su historia repetidamente. Según Bob Pauley: «Este duro trabajo se ve recompensado cuando ves el resultado de cómo la gente se adentra en la historia y los personajes». Aún partiendo de su arte onírico, Pixar procura crear un mundo cercano y fácilmente reconocible.

El íntegro estudio de gestos y emociones es también nuclear para el estudio. A lo largo de la exposición nos sorprenderemos con la transformación del personaje de Woody en Toy Story o de la pequeña e inocente Boo en Monster, Inc. O también con los cercanos protagonistas de Inside Out, los cuales se perfilan en base a una psicología de forma y color, «para que los personajes tengan éxito, añadido a las emociones, deseos, pasiones, anhelos de cada uno de ellos».

A lo largo de esta exposición, como si de artscape se tratara, viajaremos desde el proceso original de un dibujo sobre un personaje, a una figura de resina, para posteriormente ver la tarea finalizada en el audiovisual, donde explicarán también detalles de texturas, o el propio guión de Brave. Un retrato hiperrealista que otorga al espectador las herramientas necesarias para reconocer temáticas universales a través de los personajes de esta factoría de sueños: «No se trata de las historias en las que creemos, si no de las historias con las que vivimos», reconoce Moisés Roiz al hablar sobre Pixar y algunos de sus temas centrales, como la muerte, el amor, la amistad, o la gestión de las emociones. Es tanto el afán de otorgar vida a sus carismáticos personajes que, en palabras de Moseley, «uno de los desafíos fue crear en Ratatouille una rata que pareciera más humana que otros protagonistas de la película, por lo que se definió a Remy con un aspecto más humano andando a dos patas».

En esta exposición, un recorrido por 130 dibujos originales (a lápiz, rotulador, acuarela, pintura digital en Photoshop…), 48 maquetas de resina y arcilla, y 5 audiovisuales, resumen más de tres décadas del gigante de la animación. No faltarán los carismáticos Woody y Buzz (Toy Story), hasta Miguel (Coco), y otros fácilmente reconocibles como Mérida (Brave), Carl (Up), Sulley y Mike (Monsters, Inc.), hasta llegar a Soul, pendiente de estreno, y que junto a otros bocetos, nunca antes se ha podido ver fuera del estudio. También aprenderemos cómo para el Studio de Emeryville (California), «la tecnología aumenta el arte, y el arte la tecnología», gracias al esfuerzo y profesionalidad de cientos de personas que dan vida a sofisticados proyectos de animación que pueden llegar a demorarse hasta más de 5 años.

Pero la compañía cinematográfica da para mucho más. Décadas de evolución, cambios y retos definen a Pixar Animation Studio, cuyos antecedentes se remontan a 1974. Y como en algunos de los mejores ejemplos cinematográficos, tras una oleada de dificultades y triunfos, el estudio de animación empieza a darse a conocer décadas más tarde. Damos un salto a 1986, cuando uno de los nombres más representativos de la firma, John Lasseter, revoluciona el panorama tecnológico y narrativo de la animación con su cortometraje Luxo Jr. (1986). Junto a su magistral Toy Story (1995) obtiene una acogida del público sin precedentes, encumbrando la ejemplar trayectoria de Pixar. El legado de este volumen de trabajo se remarca en esta exposición gracias a la escrupulosa labor y organización del espacio dividido en tres ámbitos, que, junto a un cortometraje muy representativo del estudio al inicio de la visita, harán las delicias de los paladares más acérrimos de Pixar.

Reconocido como uno de los centros culturales con mejores medidas preventivas ante la pandemia, CaixaForum Sevilla exhibirá la muestra desde el 25 de noviembre al 21 de marzo de 2021. Posteriormente, esta exposición podrá seguir siendo disfrutada con una itinerancia ampliable en los CaixaForums de Girona, Palma, Tarragona y Lleida. También habrá un lugar destacado para las familias y el sector educativo, gracias a «La fábrica de personajes», un taller donde pequeños y adultos podrán crear sus propios protagonistas, con una serie de materiales digitalizados que les permitirán añadir tanto la apariencia, como personalidad, a cada uno de ellos.

La muestra podrá ser visitada durante todos los días de la semana, en el horario regular de 10:00 a 18:00 horas. Además, los sábados y domingos un educador dinamizará el taller para niños. Se recomienda organizar la visita con antelación a través de la web de CaixaForum Sevilla, para evitar aglomeraciones y garantizar la visita. Este conjunto de actividades continuará con el ciclo de cine «Universo Pixar», comenzando el próximo 19 de diciembre con Toy Story, hasta terminar el 20 de enero con Coco, y se podrá disfrutar en versión original con subtítulos en español. Como colofón, un ciclo de conferencias que comenzará el 20 de enero a las 19:00 horas con «Introducción a Pixar», a cargo de Jordi Navarro como ponente.

Un buen repertorio de actividades para disfrutar de esta factoría de sueños y que nos hará viajar hasta el infinito y más allá.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año