Festival de Cannes 2015. Round 9. Un taiwanés llamado Hou

Dheepan (Jacques Audiard, 2015)
Dheepan (Jacques Audiard, 2015)

Festival de Cannes 2015. Round 9. Un taiwanés llamado Hou

Festival Cannes 2015. El director taiwanés brilla en The Assasin, un wuxia arrollador.

Hou Hsiao Hsien era uno de los favoritos desde el momento en que se anunció su participación en el Festival.

- Anuncio -

Llevaba una década sin estrenar el  que fuera para muchos el mejor director de los noventa. Su estilo inconfundible plagado de ópticas medias, distanciamiento y tomas largas continua siendo la marca de The Assassin, un wuxia datado en el siglo VIII de la China Tan.

Y Hou no ha decepcionado. La película es una propuesta radical e impecable, sin duda la mejor película de autor en lo que llevamos de festival. Solo hay que compararla con sus predecesoras, los wuxias estilizados de Yimou, Lee o Won Kar Wai.

Hou va mucho mas lejos que todos ellos a la hora de buscar un tempo diferente. El regreso del taiwanés en plena forma es una buena noticia para el cine mundial, necesitado hoy mas que nunca de miradas comprometidas con la búsqueda de nuevos limites expresivos.

En otro orden, hoy era el dia de Jacques Audiard y su Dheepan. El director francés ha contado en el guion con la colaboración de su inseparable Thomas Bidegan. Este ultimo, autor de La familia Belier, es sin duda una de las estrellas emergentes del cine galo y también estuvo presente en La Quincena de los Realizadores con una cinta de aroma fordiano, Les Cowboys.

image
Hou Hsiao Hsien en el rodaje de la película

Audiard cae simpático con su sombrero borsalino y sus maneras de novela negra. Es el descendiente de uno de los grandes del polar, genero policíaco francés, y en todas sus películas se respira el aroma del relato criminal. Sin embargo se observa en Deephan una voluntad de cambiar, de reposar el estilo y abarcar temas mas amplios.

La cinta cuenta la odisea del personaje del mismo nombre, un ex guerrillero tamil, que huye de la Sri Lanka desmembrada junto a una mujer y una infante. El trio acabara sobreviviendo en Francia donde encuentran, en plena banlieu, la misma violencia de la cual huían.

Audiard intenta desencasillarse con un relato dramático deudor del neorrealismo. Están, eso sí, sus elipsis radicales, se trata de trasladar la narrativa sincopada del noir clásico a nuevos temas como la inmigración, la radicalización de los suburbios sin dejar en ningún caso de entretener.

Audiard es un poeta de la violencia en la estirpe de los Peckinpah o Aldrich. Quiza sea esta su película mas reposada pero no por ello deja de estar presente la idea tan querida por el director de Un profeta de que hay una violencia necesaria y los encargados de suministrarla, aquellos que ostentan su monopolio, son los protagonistas optimos para un buen relato.

Aun quedan tres películas por estrenar pero por lo visto hasta ahora los favoritos para la Palma de Oro son tres. Carol de Todd Haynes entra en todas las quinielas como gran aspirante al premio gordo. Es muy posible que dicho galardón venga junto a la recompensa a mejor director. En otro orden, Son of Saul mantiene intactas sus opciones, por ahora es la cinta mas impactante de la concurrencia, la única incognita es saber si los Coen premiarán a un director novel…Hace ya veinticinco cannes de la Palma a Steven Soderbergh por su Sexo, mentiras y cintas de video, así que todo es posible.

La ultima en entrar en liza ha sido La Giovanezza de Sorrentino muy en la línea de La Gran Belleza, pero quizás por ello algo manierista y controlada.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año