Justo hace tres años regresaba a la gran pantalla uno de los mitos cinematográficos contemporáneos, con seis películas a sus espaldas entre 1976 y 2006. Rocky Balboa (Sylvester Stallone) saltaba de nuevo al ring en Creed. La leyenda de Rocky, aunque en esta ocasión como fiel entrenador de Adonis Creed (Michael B. Jordan). La película fue muy bien recibida por la crítica y Stallone se llevó el Globo de Oro al mejor actor de reparto, además de estar nominado en la misma categoría de los Oscar.

La historia continúa con Creed II: La leyenda de Rocky, donde conoceremos más detalles de la vida del joven boxeador dentro y fuera del ring mientras lidia con la fama, la familia, el legado de su padre y su continua búsqueda para convertirse en campeón. Michael B. Jordan, Sylvester Stallone y Tessa Thompson repiten en sus papeles protagonistas.

Adonis ha conquistado rápidamente la gloria en el boxeo profesional como aspirante al título de pesos pesados. Junto a Bianca (Thompson), cantante y compositora que es una estrella de la música por derecho propio, están listos para comprometerse y formar una familia. Su madre adoptiva, Mary Anne Creed (Phylicia Rashad) albergaba la esperanza de que Adonis no siguiera los pasos de su padre. Pero aceptó su elección, reconociendo el talento de su hijo y la pasión que convirtieron a su difunto marido en uno de los mejores boxeadores del mundo. Como hijo ilegítimo del ex campeón de pesos pesados Apollo Creed, que murió en el ring antes de que él naciera, Adonis lidia con su legado y su vida de personaje célebre. A pesar de su éxito, tiene miedo de no estar a la altura de las expectativas, sobre todo de las suyas. Pone en cuestión su talento y se pregunta si ha peleado de la mejor manera y si es digno de ser un campeón.

Pero antes de lo esperado, un rival va a obligar a Adonis a enfrentarse a sus dudas y a responder a esas preguntas. Se trata de un joven e invicto contendiente de pesos pesados, Viktor Drago (Florian «Big Nasty» Munteanu), hijo de Ivan Drago (Dolph Lundgren), el boxeador ruso que mató a Apollo en el ring tres décadas antes (como vimos en Rocky IV). Drago desafía a Adonis en público en un enfrentamiento que el mundo del boxeo ha calificado de histórico: el «Creed vs. Drago» de la próxima generación.

Creed II: La leyenda de RockyPara Adonis, que quiere vengarse de la muerte de su padre, enfrentarse al hijo de Drago en una pelea por el título es algo más que un combate de boxeo. Rocky teme que la historia se repita si estos hijos que buscan venganza se enfrentan, así que para él hay mucho más que perder que un simple título.

Steven Caple Jr. (The Land) dirige Creed II: La leyenda de Rocky a partir de una historia original y un guion escrito por Juel Taylor y Sylvester Stallone, con una historia de Sascha Penn y Cheo Hodari Coker, basada en personajes creados por Sylvester Stallone. Ryan Coogler, que coescribió y dirigió Creed, regresa como productor ejecutivo junto a Michael B. Jordan y Guy Riedel.

Siguiendo la tradición de las anteriores películas de Creed y Rocky, el reparto se completa con caras conocidas de los medios deportivos y del mundo del boxeo, entre los que se encuentran el árbitro Kenny Bayless, el locutor de ring Michael Buffer y los comentaristas Max Kellerman, Jim Lampley y Roy Jones Jr.

Tradición y modernidad

Con el estreno en EE.UU. de Creed en 2015, el equipo que realizó la película había logrado una tarea aparentemente imposible: mantenerse fiel al espíritu y al estilo de las cintas predecesoras a la vez que forjaba su propio camino, de la misma forma que su joven protagonista, Adonis Creed, busca forjar su propio legado mientras sigue los pasos de su padre, campeón mundial de pesos pesados, al que nunca conoció.

Con la incorporación de Adonis, se amplía el fenómeno cinematográfico de Rocky devolviendo la serie a sus raíces más desconocidas. Su descarnada y convincente representación de un joven boxeador que persigue su sueño, busca una identidad y lucha por tener la oportunidad de demostrar su valía se convierte en una fábula para una nueva generación. De hecho muchos de los que integran esa nueva generación ni siquiera habían nacido cuando Rocky se convirtió en la película más taquillera de 1976, fue nominada a diez Oscar, ganó tres (incluyendo mejor película) y lanzó la carrera de su entonces desconocida estrella y guionista Sylvester Stallone.

«Crear el personaje de Adonis Creed fue una idea brillante que además interpreta muy bien Michael B. Jordan«, dice Irwin Winkler, que ha producido todas las películas de Rocky y Creed. «Era lógico que el siguiente paso fuera trasladar a este personaje al futuro, y profundizar en sus relaciones con Rocky, su amada Bianca, su madre adoptiva Mary Anne, y mostrar cómo maneja la fama en su papel de estrella ascendente del boxeo».

«Creo firmemente en que la vida es cíclica, va y viene constantemente», dice Stallone. Por eso pensó en explorar la vida de Drago en la antigua Unión Soviética después de su humillante derrota ante Rocky. Cuando la franquicia empezó a darle vueltas al tema de la paternidad, las relaciones padre-hijo y el legado que empezó con Creed, Stallone comenzó a pensar en Drago. «Cuando empecé a imaginar la trama de Creed II: La leyenda de Rocky, pensé: ‘Se trata de los pecados del padre’, y Adonis no es el único hijo que lleva sobre sus hombros el peso de un legado», afirma Sylvester. «Así que me hice unas cuantas preguntas. ¿Y si Ivan Drago tuviera un hijo? ¿Qué tipo de legado hubiera heredado?».

La idea de que Adonis vengue la muerte de su padre en el ring de boxeo peleando contra el hijo de Ivan Drago parecía una evolución natural y casi inevitable para este personaje, que le llevará además a aceptar su vida, lo que es y por qué pelea. «Pensé que sería un tema interesante, con personajes casi shakespearianos«, dice Stallone. «También era una fusión de dos generaciones diferentes y de personajes populares».

Creed II: La leyenda de Rocky renueva el interés por los personajes y además ofrece a los fans varias secuencias de entrenamientos y combates con el sabor clásico de esta serie de películas deportivas. Eso incluye el combate por el campeonato en el Estadio Olímpico de Moscú entre Adonis y Viktor, y un campamento de entrenamiento en el Valle de la Muerte, en California, al que Rocky lleva a Adonis.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año