Peter Pan en el cine: Descubriendo a Peter

· Peter Pan en el cine: En 1991 Spielberg realizó Hook, donde Peter Pan había deja­do atrás su obsesión por no crecer y ahora se nos pre­sentaba como un hombre de negocios casado y con hijos.

Entre juegos y risas en compañía de los hijos de la familia Llewelyn Davies, se forjaba la his­toria de un niño singular que traería a su autor, Barrie, un mundo mágico en el que rociar sus frustracio­nes con polvo de hadas, para huir despavorido de una vi­da plagada de convencionalismos so­ciales que le sumían en un universo paralelo, en el que día a día se escapaba para surcar los mares, asal­tar poblados indios o deleitarse con el canto de las sirenas.

Es en Londres, el 27 de diciembre de 1904, cuan­do ve la luz por primera vez una obra de teatro bajo el tí­tulo Peter Pan, el niño que no quería crecer o Pe­ter Pan y Wendy, adaptada poco después como li­bro para el deleite de los niños en 1911. Mientras tan­to, el episodio donde Peter Pan aparece dentro del libro El paja­ri­to blanco fue retomado por Barrie pa­ra ser publicado en 1906, ahora dentro de una edi­ción infantil, llamada Pe­ter Pan en los Jardines Ken­sington, con ilustraciones de Arthur Rackham.

El origen de nuestro personaje queda un poco dilui­do entre teorías que defienden que fue encontra­do en un parque olvidado por sus padres y acogido por el ha­da Campanilla, que lo traslada al país de Nun­ca Ja­más. Pero no es esta la versión que nos mues­tra la últi­ma entrega cinematográfica –Pan (Viaje a Nunca Jamás)– recreada del personaje por Ja­son Fuchs, pues encontramos a un Peter Pan huérfano en la II Guerra Mundial, que nunca creció. Y cuan­do lo secuestran los piratas de Barbanegra lo llevan a un mundo fantástico. Esta idea es más recurren­te en nuestra literatura, pues el problema de los niños aban­donados en reformatorios y su posterior educación, está tratado desde ha­ce tiempo y recogido por el cine desde sus comienzos, relacionado con la forma­ción hacia la delincuencia y, en algunos casos, su posterior sal­vación a manos de una familia bien po­sicionada. En Rinconete y Cortadillo nos lo presenta Cervantes. Un maestro de la burla es el ciego de El lazarillo de Tormes, que muestra la picaresca de la su­per­vivencia en una sociedad hostil a la marginación. La delincencia como enseñanza de vida viene de la ma­no de Fagín, el ratero que enseñó el arte del hurto a Oliverio en Oliver Twist. Y no olvidemos el éxito en el cine del musical Annie.

Volviendo a lo que nos ocupa, que es el desarrollo y evo­lución del personaje a nivel cinematográfico, rea­li­zaremos un breve recorrido entre las películas más sig­nificativas del personaje, ya que la alusión del mis­mo o la referencia a su historia se hace patente en otras muchas que harían este artículo demasiado tedio­so.

Hook (El Capitán Garfio)Comenzaremos por una película muda, que se con­vir­tió en la primera adaptación cinematográfica de la obra de J.M. Barrie. Fue dirigida por Herbert Bre­non en 1924 y lanzada por Paramount Pictures. Tras es­to en­contramos la versión más exitosa que crea­ba en 1953 la compañía Walt Disney, pues se tra­taba de la pri­mera película animada sobre Peter Pan, que popula­ri­zó enormemente al personaje. So­bre esta versión hay di­versas curiosidades que po­nen en contacto al per­so­na­je de Wendy con Alicia en el país de las maravi­llas, tan­to en rasgos físicos co­mo en el hecho de que la melodía más sonada del lar­gometraje de animación (La úl­tima estrella a la de­recha) podía haber estado des­ti­na­da a ser parte de esta última.

En el año 1991, Steven Spielberg realizó una película llamada Hook, en la que Peter Pan había deja­do atrás su obsesión por no crecer y ahora se nos pre­sen­ta­ba como un hombre de negocios casado y con dos hi­jos que tendría que recuperar sus habilidades para po­der rescatar a su descendencia de las ga­rras de Garfio. El papel de Peter Pan estaba desti­na­do originalmente para el cantante Michael Jackson, pero cuando le­yó el libreto le desilusionó com­pletamente que su ído­lo creciera y no recordara sus orígenes, por lo que lo rechazó y fue remplaza­do por Robin Williams (en mi opinión, toda una suer­te para los espectadores).

Peter Pan en Regreso al País de Nunca JamásEn el año 2002, Disney estrenó Peter Pan en Regreso al País de Nunca Jamás, una secuela de su película de 1953. Aquí se muestra la paradoja de unos ni­ños que han de crecer demasiado rápido por los es­tragos de la II Guerra Mundial.

Por último, Descubriendo el país de Nunca Jamás es una película del año 2004 protagonizada por Jo­hnny Depp en el papel de Barrie y Kate Winslet co­mo Syl­via Llewelyn Davieser, y está basada en la obra teatral de 1998 llamada El hombre que era Pe­ter Pan, de Allan Knee.

Descubriendo Nunca JamásSoy consciente que me dejo en el tintero innume­ra­bles apariciones de nuestro amado personaje, pero he querido hacer un breve repaso a lo que -en mi opi­nión- creó en nosotros un universo que nos hizo pen­sar en Nunca Jamás, desde una mente pueril, co­mo un lu­gar mágico, donde no se crece y se es fe­liz por siempre. Por otro lado, hay teorías que mantienen que, qui­zá en la mente de su autor, se en­contrara la idea de buscar un lugar donde los ni­ños no tuvieran miedo y fueran acompañados por un ser que transmitiese paz y serenidad en el momento del paso al más allá, e incluso ver un posible pa­ralelismo entre Caronte (barquero de la Laguna Es­tigia) y Peter Pan al cruzar al mun­do en el que el tiem­po se detiene. Hagamos mención al filme de 1998 Más allá de los sueños, en el que Ro­bin Williams daba el salto a la otra vida de la mano de su hi­jo, transformado como guía (Cuba Gooding Jr.), re­tomando la idea de que, cuando fallecemos, el al­ma viaja hasta un lugar especial para nosotros y en po­co tiempo establecemos una simbiosis con él.

Ahora, solo tenemos que esperar para ver qué sen­sa­ciones produce en nosotros este nuevo mundo de Pan, donde hasta su mayor enemigo se convierte en un aliado fiel.

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete