Días de Cine cumple 20 años y para celebrarlo… vuelve Gasset

Gasset (Días de cine)
Gasset (Días de cine)

Días de Cine cumple 20 años y para celebrarlo… vuelve Gasset

Días de Cine comenzó su rodaje hace 20 años, el 6 de octubre de 1991, heredando la tradición de programas de cine clásicos en TVE como Revista de cine o Fila 7.

«Y llegamos a la pausa en este programa del que tan orgullosos no sentimos», que diría Antonio Gasset Dubois. El 6 de octubre Días de Cine hace una pausa en su trayectoria con el especial 20 aniversario, y el -casi mítico- crítico, director y presentador del espacio hasta 2007 estará de nuevo en el programa; ocasión única que no desaprovecharán la legión de politoxicómanos insomnes -como  llamaba a sus telespectadores- para los que el mundo del cine es «el mundo según Gasset«. Realmente Gasset instauró «casi un género» a la hora de realizar información cinematográfica y fue el impulsor de un programa que sigue siendo referencia para cualquier cinéfilo que se precie. En estas líneas queremos hacer un resumen de la trayectoria del programa.

- Anuncio -

Un poco de historia

Días de Cine comenzó su rodaje el 6 de octubre de 1991 heredando la tradición de programas de cine clásicos en TVE como Revista de cine o Fila 7. Su primer director, César Abeytua, le dio el diseño inicial que el programa conserva aún en gran medida. El subdirector era entonces Daniel Monzón (Celda 211).

Al principio, Días de Cine no tenía presentador, Aitana Sánchez Gijón fue su primera cara visible pero acabó saliendo por cuestiones presupuestarias. Fue entonces cuando Gasset, incorporado en 1994 a la dirección, comenzó a presentarlo hasta que se acogió o lo acogieron al ERE de RTVE en 2007 y el programa se vio en una difícil tesitura de relevo. La papeleta no era fácil, pero sustituir el ingenio y la naturalidad desbordante de Gasset con Cayetana Guillén fue, cuando menos, una decisión arriesgada. Años más tarde se ha vuelto a la fórmula inicial, sin presentador, sabia decisión una vez perdido a Gasset.

Hoy los redactores del programa trabajan en sistemas de edición no lineal y cada reportaje va firmado, tiene un estilo personal y está realizado de forma independiente. De esta forma, Días de Cine es, en la actualidad, sobre todo, un programa de reportajes que gozan merecidamente de prestigio. Algunos críticos reconocidos de este país como Jordi CostaSergi SánchezNando Salvá o Antonio Weinrichter han formado parte de los equipos de redacción del programa.

Pasión por el cine

El principal valor de Días de Cine es que, además de informar de las novedades de cartelera, pretende trasmitir la pasión del cine. En palabras de su actual director Gerardo Sánchez, «se trata de hablar de cine desde el mayor número de puntos de vista posibles, hablar de las películas que llegan, por supuesto, pero también y sobre todo, celebrar lo mejor que el cine nos ha dado. Todo desde la pasión, y con un afán ameno y didáctico antes que sesudo y engolado».

Efectivamente, Días de Cine consigue que el espectador aprenda a ver cine, mostrando matices que hacen que una película sea especial, relacionándola con otras, enseñando a ver en el cine cultura, además de producto. Todo esto desde un tono que trata de alejarse de cualquier tipo de propaganda, de fobias y filias y de procesos de marketing. Hay una apuesta por no casarse con nadie, por aportar elementos de juicio fundamentados y elaborados y por conseguir que sus espectadores habituales puedan convertirse en sabios cinéfilos.

Para esto último, el programa tiene un importante apoyo: una magnífica videoteca. La videoteca de Días de Cine es un archivo audiovisual de miles de cintas, mas de 40.000 horas de materiales propios y ajenos. Con ese material a disposición, se pueden elaborar buenos productos, aunque eso sólo no basta… Hay que saber mucho de cine para ser capaces de dar con la secuencia o la frase que clava un tema.

Por ejemplo, el reportaje homenaje a Eric Rohmer comienza con el fragmento de una secuencia de la película La noche se mueve (Arthur Penn, 1975). Una mujer comenta: «Charles y yo vamos a ver una película de RohmerMi noche con Maud. ¿Quieres venir?». El interpelado responde: «No, gracias, pero no. Una vez vi una película de Rohmer y era como estar mirando crecer una planta». Conseguir localizar una referencia como ésta muestra un importante empeño y conocimiento, si además esto es tónica habitual se convierte en un ejemplo de profesionalidad y buen hacer.

Por ponerle algún pero al programa, le ponemos dos: uno propio y otro ajeno. El propio: sobra un exceso de ritmo en la realización. Se nota que es un programa dirigido a un público fijo e iniciado y que no tiene en cuenta a públicos potenciales. Quien llega a él por vez primera se topa con un batiburrillo de secciones que obvia explicaciones necesarias y con un grafismo excesivamente rápido, sin espacio de transición entre unas partes y otras, que resulta confuso.

El otro inconveniente no es propio sino ajeno: los bandazos en el -tardío- horario de emisión. Sorprende el maltrato que TVE da a un programa de calidad como éste. Si el cine es una de las materias más demandadas por los espectadores -proliferan secciones de cine por toda la programación incluidos los informativos-, si se pregona que hay que promocionarlo, que la industria está en crisis, ¿por qué se desaprovecha de malas maneras un producto excelente que despierta con profundidad el interés y la pasión cinéfila? Suponemos que se nos escapan oscuras razones de conveniencia económica, una lástima.

De momento, conviene estar atentos y no perderse el programa especial del 6 de octubre que promete sorpresas interesantes.

Días de Cine y… risas

Durante la época Gasset el programa bien pudo haberse llamado «Días de Cine y risas»  por las antológicas entradas a publicidad y los cierres, que los espectadores esperaban con tanta expectación como los reportajes de alta calidad por los que se ha distinguido el programa. En homenaje al espacio y al crítico, rememoramos algunas de esas Gassetadas como:

– «Ahora pueden ustedes hacer un montón de cosas aprovechando los interminables minutos de publicidad».

– «Para ir al cine con esta cartelera hay que tener coeficiente intelectual negativo».

– «Hasta el próximo programa. No sabemos ni qué día ni a qué hora nos pondrán, de modo que estén atentos».

– «Tan guapa actriz como mala la película que ha venido a promocionar».

– «Y ahora, si nos perdonan, vamos a hablar de cine español».

– «Veamos el reportaje de Mar adentro que ha realizado mi compañero y amigo Alberto Bermejo, el único de todo el equipo al que le ha gustado la película».

– «Ben Affleck es a la buena interpretación lo que un pepinillo cocido a la alta cocina».

– «Se estrena estos días la película El último samurái, protagonizada por el ex-marido de Nicole Kidman, único dato destacable de este actor llamado Tom Cruise«.

– «Es incuestionable que Kill Bill es una virtuosa obra de dirección. Lo que es cuestionable es si es algo más».

Julia Valle

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año