DVD El caballero oscuro (edición especial 2 discos)

El caballero oscuro
El caballero oscuro

Aparte de ser la cuarta película más taquillera de la historia del cine con más de 1.000 millones de dólares ingresados, El caballero oscuro es, sobre todo, una obra maes­tra que supone un antes y un después en el cine-cómic que ha inundado las pantallas de todo el mundo en la última década. Una de esas escasas excepciones en que crítica y público aplauden a la vez.

Por todos estos motivos, esta nueva edición de El caballero oscuro permite reflexionar sobre la orfebrería fina que hace que esta película funcione como un reloj entreteniendo, emocionando y también haciendo pensar adónde se dirige esta sociedad tan marcada por el terror televisado del 11-S. La lástima es que no se le dedique mucho espacio al guión de los hermanos Nolan: un prodigio de tensión narrativa bien medida y cosida. Aún así, los extras del DVD dejan claro que la tecnología avanzada que se utiliza en la película está al servicio de la historia y no al revés.

Una aportación fundamental de la película es el rodaje de algunas escenas con cámaras IMAX, que permiten una definición más espectacular y una mayor inmersión del espectador en la acción. Estas cámaras son utilizadas con especial eficacia en las escenas de acción que vemos al principio (el robo al banco con el que se presenta el personaje de Joker) y el vibrante final de la película. Era tal el interés de Nolan en que la acción no quedase interrumpida por el montaje, que el rodaje de uno de los largos planos-secuencia en movimiento de la película acabó destrozando una de las valiosísimas cámaras IMAX. Basta decir que sólo hay (mejor dicho había) 5 cámaras de este tipo en todo el mundo. Ahora quedan 4. Pero Nolan no parece arrepentido de esta planificación visual utilizada en escenas como el vuelo de Batman sobre Gotham o la persecución del Batpod (la moto de Bat­man, una de las principales sorpresas de la película).

Otro aspecto interesante de la película es la dirección artística, que va desde el nuevo diseño del uniforme de Batman (que tiene un protagonismo en el guión al reflejar que El caballero oscuro no tiene superpoderes, sino inteligencia aplicada a la última tecnología), hasta las apocalípticas explosiones filmadas como si se tratase de un documental, sin apenas movimientos y trucos de cámara. Llama la atención cómo se rodó la escena de Joker saliendo tranquilamente del hospital que empieza a explotar a escasos metros de su espalda. La escena sólo se podía rodar una vez, ya que el edificio era destrozado realmente sin trampa ni cartón. Esto no intimidó a Heath Ledger, que bordó la escena obedeciendo las órdenes de Nolan de no volver la cara para ver la explosión y así expresar mejor la cruel indiferencia de Joker ante la destrucción.

También se dedica un reportaje a la portentosa banda sonora de dos de los mejores compositores de la última década: Hans Zimmer (Gladiator, Rain man, La delgada línea roja) y James Newton Howard (El fugitivo, Peter Pan, El bosque). Entre otras cosas, sorprende la elaboración de la música que acompaña al personaje de Joker, compuesta por el sonido de cuchillas deslizándose contra las cuerdas de un violonchelo. El resultado es un sonido metalizado y anár­quico que va en aumento y define de manera muy sutil la maldad inteligente y despiadada que borda Ledger.

País: Estados Unidos (2008) Dirección: Christopher Nolan Guión: Jonathan y C. Nolan Fotografía: Wally Pfister Montaje: Lee Smith Música: Hans Zimmer, James Newton Howard Intérpretes: Christian Bale, Michael Caine, Heath Ledger, Gary Oldman, Aaron Eckhart, Maggie Gyllenhaal, Morgan Freeman, Cillian Murphy Distribuidora: Warner Duración: 152 m. Jóvenes-adultos Precio: 9,95 €

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año