El próximo 7 de febrero llega a las salas españolas El escándalo (Bombshell), película dirigida por Jay Roach (Trumbo. La lista negra de Hollywood, Austin Powers), escrita por Charles Randolph y protagonizada por las ganadoras del Oscar Charlize Theron y Nicole Kidman, y los nominados al Oscar John Lithgow y Margot Robbie.

La película, que cuenta también en su reparto con Kate McKinnon, Connie Britton, Mark Duplass, Rob Delaney, Malcolm McDowell y Allison Janney, ofrece los entresijos del escándalo real acontecido en el imperio mediático más poderoso y controvertido de todos los tiempos, Fox News, y la explosiva historia de las mujeres que hundieron al individuo que lo creó.

El escándalo (Bombshell) optará el próximo domingo 9 de febrero a tres premios Oscar, concretamente las nominaciones corresponden a Charlize Theron como mejor actriz, Margot Robbie como mejor actriz de reparto y al mejor maquillaje y peluquería.

Nadie lo vio venir. Nadie se podría haber imaginado que uno de los primeros ataques del movimiento catalizador para poner fin a la larga historia del acoso laboral provendría del lugar más insospechado: del seno de la cadena de noticias conservadora y profundamente fiel al partido republicano Fox News. Sin embargo, como el mundo no tardaría en comprobar, no se trataba de un asunto de derechas, izquierdas o centro, sino de reparar un largo legado de agravios.

Se encargó de armarse de valor y prender inicialmente la mecha en el verano de 2016 Gretchen Carlson, otrora copresentadora infatigablemente animada del influyente programa matutino «Fox & Friends». Cuando la recién despedida Carlson presentó una demanda por acoso sexual contra el fundador de Fox News, Roger Ailes, la mayoría esperaba que Carlson acabara aplastada. Al fin y al cabo, Ailes era el amo intocable del universo de los medios, siempre preparado para utilizar su influencia y sus recursos para acabar con cualquier posible enemigo.

En vez de eso, lo que sucedió a continuación tuvo repercusiones en todo el mundo. En tan solo 16 días desenfrenados, Ailes sufriría una de las caídas más vertiginosas desde lo más alto de la élite de la historia corporativa. Ni siquiera él pudo sobrevivir a la fuerza combinada de múltiples mujeres, cada una de ellas con su propia historia, lo que incluía a la corresponsal estrella de Fox News, Megyn Kelly.

Pero nunca se trató de una cuestión exclusiva de las mujeres de Fox. Lo que sucedió en esas dos semanas -mientras Gretchen Carlson, Megyn Kelly y las mujeres de Fox daban la voz de alarma del cambio cultural- se convirtió en un presagio de un momento definitorio de nuestra era. Tan solo un año después, en octubre de 2017, el New York Times informaría sobre múltiples acusaciones contra el titán de la industria del entretenimiento Harvey Weinstein, una historia que explotaría a continuación, para convertir el reducido movimiento preexistente de #MeToo en un enorme fenómeno global. Para entonces, estaba claro que los códigos corporativos de silencio estaban saltando por los aires en todas las industrias.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año