Estreno de La oveja Shaun: Estudio Aardman ataca de nuevo

La oveja Shaun
La oveja Shaun

Estreno de La oveja Shaun: Estudio Aardman ataca de nuevo

La oveja Shaun, lo nuevo del Estudio Aardman | Después del notable éxito de la serie de televisión, los directivos de la empresa decidieron que había llegado el momento de un largometraje protagonizado por Shaun.

Shaun es una oveja muy lista y muy traviesa que vi­ve con sus compañeras de rebaño en la granja de Mossy Bottom bajo la “supuesta” supervisión del Granjero y de Bitzer, un perro pastor con muy bue­nas intenciones, pero bastante despistado. A pe­sar de los esfuerzos de Shaun, la vida en la granja es bastante monótona, y nuestra oveja idea un ingenioso plan para tener un día libre.

- Anuncio -

Pero los deseos no siempre acaban como uno espera. Los acontecimientos no tardan en tomar proporciones incontrolables, y por culpa de la trastada de Shaun, se llevan al pobre Granjero. Acompañada por el rebaño, Shaun deja la granja por primera vez y via­ja hasta la gran ciudad para rescatar al Granjero, cons­ciente de que no puede fallar.
Pero, ¿cómo sobrevivirán las ovejas? ¿Cómo conseguirán que no se las reconozca para evitar caer en las ga­rras de un terrible atrapa-animales? Les espera un sinfín de aventuras tan divertidas como peligrosas.

Después del notable éxito de la serie de televisión La oveja Shaun, de Aardman Animations (¡Piratas!, Wa­llace & Gromit, Chicken Run), los directivos de la em­presa decidieron que había llegado el momento de un largometraje protagonizado por Shaun.

Pero no era tan fácil. ¿Cómo pasar de una serie de epi­sodios de 7 minutos basada en una historia relativamente sencilla a un largometraje de una duración al menos siete veces mayor con una narrativa compleja? ¿Qué historia podía contarse? ¿Sería posible am­pliar la atracción de Shaun para llegar a niños de más edad e incluso adultos? Y lo más importante: la fal­ta de diálogos “humanos” no tenía mayor importancia en episodios de siete minutos de duración, pe­ro, ¿no sería un problema tratándose de una pelí­cu­la de 80 minutos? ¿Es posible mantener la atención del público durante ese tiempo sin diálogos hablados? Aardman empezó a plantearse el desarrollo del proyecto a partir de estos interrogantes.

Uno de los directores de la película, Richard Starzak, cree que “hay dos frases para describir a Shaun: va a contracorriente y es muy listo… para ser una ove­ja”. Mark Burton, codirector, que empezó a trabajar con Aardman como guionista en Chicken Run: Eva­sión en la granja, añade que “cuando me uní al equi­po, ya tenían la idea básica, y era muy sencilla: vamos a hacer una película con la oveja Shaun… sin diá­logos. Me pareció una locura total y pensé que no po­día perdérmelo”.

Starzak se unió al equipo de la serie de televisión pa­ra dirigir uno de los episodios que había escrito. “Se me ocurrió que podíamos ‘envejecer’ a Shaun pa­ra que interesara a niños de diez años”, dice. De he­cho, la serie tiene un público más amplio del que se pien­sa. “Damos por sentado algo que no es real. Efectivamente, la CBBC (el canal infantil de BBC) emite la se­rie en Inglaterra, pero muchos adultos la siguen, y tampoco la concebimos solo para niños”.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año