Inicio Noticias Actualidad del Cine Estuvimos con... El director y los productores de "El cosmonauta"

Estuvimos con… El director y los productores de "El cosmonauta"


El largo, producido por Riot Cinema Co­llec­tive, sigue la estrategia del crowdfunding, un método de recaudación a través de in­ternet, por el que miles de personas aportan donaciones para llevar a cabo el proyec­to.

La historia comienza en 1967, con la llega­da de Stas y Andrei, dos jóvenes amigos, a la recién construida Ciudad de las Es­tre­llas, donde los primeros cosmonautas se entre­nan para ir al espacio. Hay una carrera con­trarreloj para batir a los americanos en la conquista del espacio.

Stas y Andrei vivirán las intrigas políticas, las luchas de poder y los éxitos y fraca­sos de la majestuosa Unión Soviética en al­gunos de los mayores logros del siglo XX. Pron­to conocerán a Julia, técnico de comuni­caciones, con la que hacen buenas migas…

En un animado encuentro con los medios en Madrid, se pudo ver el tráiler oficial del lar­gometraje. Unos pocos minutos que dan idea de la ambición de la película, de su hábil guión y de la magnética factura.

El director y guionista, Nicolás Alcalá, y sus productores, Carola Rodríguez y Bru­no Teixidor, comentaron el proyecto, detenién­dose en la singular estrategia de financia­ción.

El largo, producido por Riot Cinema Co­llec­tive, sigue la estrategia del crowdfunding, un método de recaudación a través de in­ternet, por el que miles de personas aportan donaciones para llevar a cabo el proyec­to. A partir de dos euros, cualquiera pue­de con­vertirse en productor de esta película, re­cibiendo como agradecimiento un welcome pack (formado por una chapa y dos pegatinas, un certificado de productor, entra­da en el sorteo del traje de cosmonauta de la pelícu­la y la aparición en los títulos de cré­dito).

Hasta el momento la película cuenta con 3.757 productores y 502 inversores privados que han aportado 242.454 €, la tercera ci­fra más importante del mundo con este sis­tema.

El equipo de producción de El cosmonauta decidió convertir la película tradicional en un proyecto transmedia, haciendo que ade­más de la película central, se narre el uni­verso del film desde diferentes plataformas: textos, fotografías, audios e imá­genes al­rededor de la historia principal.

El proyecto comenzó el 11 de mayo de 2009 a través de su página web, www.elcosmonauta.es. Desde entonces, en nuestro país casi todas las televisiones nacionales han hablado de ellos hasta en un total de 400 apariciones; han sido invitados para im­partir conferencias en 50 ocasiones entre fes­tivales, universidades e instituciones; y han impartido 150 conferencias, siendo obje­to de estudio de numerosas tesis doctorales y másteres de publicidad en ocho países di­ferentes. Además, han logrado premios na­cionales y europeos a la innovación.

El presupuesto total de El cosmonauta se fi­jó en 860.000 €. Los inversores realizaron sus aportaciones mediante un contrato de cuen­tas en participación en el cual el inver­sio­nista aporta capital, Riot Cinema Co­llec­ti­ve ofrece la infraestructura para la rea­li­za­ción, y el inversionista reci­be un porcentaje proporcional de los be­ne­ficios netos del pro­yecto, incluyendo lo que gira en torno a él: merchandising, pre­ventas, acuerdos, obras derivadas… Ade­más, un inversor puede convertirse en produc­tor aso­ciado cuando ha donado la cantidad de 50.000 €.

Actualmente, el ratio de compra es por ca­da 100 € una correspondencia de un 0,01% de los futuros beneficios.

La historia se rodó en Letonia. Habrían que­rido hacerlo en Rusia, pero allí resultaba muy complicado por diferentes motivos, por lo que buscaron una producción asociada para conseguir esa estética y que pueda “lucir” de la misma manera.

A una semana de comenzar el rodaje se ca­yó la mitad del presupuesto, 120.000 €. Eso significaba que sólo se podría rodar la mi­tad de la película. Así que decidieron rea­li­zar una campaña de vídeo para inter­net bus­cando 400 inversores de 100 euros cada uno, y así conseguir al menos 40.000 euros, la tercera parte de lo que les ha­bían retirado. En tres días consiguieron 131.000 €.

Les faltan por lograr 496.000 €, es decir, el 57,7% de la película. De ese porcentaje,  90.000 € son para terminarla y distribuirla; y el resto son los pagos diferidos del equipo técnico y artístico de la película, por lo que siguen buscando inversores, productores asociados y distribuidoras. En España Ca­meo será la distribuidora en DVD.

Desde un principio, no quisieron rodar en es­pañol. Lo lógico hubiera sido grabar en ru­so, pero lo descartaron ya que era mejor ha­cerlo en inglés por el mercado internacio­nal. El rodaje, que en tiempo estimado pa­ra una producción de este tipo hubiera si­do de cuatro meses, se llevó a cabo en tan só­lo ocho semanas, con noventa localizacio­nes, secuencias en las que aparecían has­ta 60 figurantes, y un equipo técnico de 18 españoles que se trasladaron hasta allí, y otros 18 de Letonia.

Como ellos mismos dicen en todas sus con­ferencias y presentaciones: “Éramos sufi­cientemente tontos como para pensar que po­dríamos cambiar el mundo”.

Una producción de este tipo podría costar unos 5 millones de euros, por eso nadie creía que con 290.000 se pudiera hacer un pro­ducto con tanta calidad. Ellos querían ha­cer una película, aunque no fueran a ganar dinero con ella. Ése era su sueño. Pero co­mo dicen, no sólo lo han logrado, sino que han conocido gente para hacer otras pe­lículas en un futuro, han aprendido y han vivido una experiencia enriquecedora.

J. Carlos Martínez Balsells


- Advertisement -