Inicio Noticias Actualidad del Cine Festival de Cannes 2019. Día 2. Labaki, Lady Lj y Bagalov

Festival de Cannes 2019. Día 2. Labaki, Lady Lj y Bagalov

Lo social y lo político cabalgan juntos este curso en el Festival de Cannes. Nadine Labaki -nominada al Oscar por Cafarnaum– es la presidenta del Jurado 2019 de A Certain Regard, la prestigiosa sección paralela de Cannes. Se puede prever por tanto que la película ganadora de dicha sección este curso tendrá un aliento combativo en el mejor sentido del término. Hoy, en el contexto de los Kering Talks Women in Motion, la realizadora libanesa ha dado una lección de coherencia y feminismo.

Labaki, que suena como posible fichaje para la franquicia Marvel, no se identifica con un feminismo de cuota que obligue a los festivales a programar cine dirigido por mujeres. Labaki cree que las buenas películas hablan por sí solas y por tanto son capaces de imponer al profesional que las dirige. La directora de Caramel revindica por tanto un cine global producido desde el aliento y la selección de temas locales. Su obra y seguramente el largometraje que premie el jurado que ella dirige bebe de las fuentes del cine iraní de los Kiarostami o Ghobadi.

- Anuncio -

En la línea de Labaki se ha podido ver hoy en Cannes dos películas importantes. La primera es Los Miserables, de Lady Lj. La cinta comienza como un docudrama el mismo dia de la victoria de Francia en el último Mundial. Es por tanto cine inmediato, plagado de referencias actuales. Un policía recién llegado introduce ecos de Training Day en un contexto de banlieu descarnado y crítico. La película es muy ambiciosa, abandona el género y se convierte en un alegato contra la Francia Multicultural.

Es un filme muy bien rodado pero con una mezcla estilística deudora del cine norteamericano que pierde autenticidad. Está basada en un cortometraje previo del mismo director cuya potencia narrativa es mayor; un error corriente cuando se produce cine de gran formato que quizá habría de haberse quedado en dicho recipiente.

Les Miserables, de Lady Lj

La segunda tanda de la jornada es Beanpole, de Kantemir Bagalov, joven cineasta ruso que gusto, mucho hace dos cursos con Tesnota (2017), su cinta de debut, también estrenada en Cannes. Es un filme duro que sitúa la lucha de dos mujeres por la supervivencia en el atroz invierno que sucedió a la victoria soviética tras el sitio de Leningrado. En la línea de Lonitsza o Zviaguintsev, se trata de un alegato sin eufemismos de las esclavitudes y dependencias de dos mujeres oprimidas. En la superficie se trata de una historia de época pero conforme avanza el relato se hace evidente que, como sus contemporáneos eslavos más maduros, el joven director quiere hablar del presente y sortea la censura con la coartada de época.

Beanpole, del ruso Bagalov

Beanpole no es un filme redondo, pero sin duda la puesta en escena que propone es brillante. Pese a lo extremo de la peripecia, nunca abandona una fotografía bella y un notable gusto por el encuadre. El enfoque es tremendista, pero el estilo no; por el contrario domina una concepción del cine clásica. Habrá que seguir a Bagalov, sin duda uno de los valores en alza del último cine ruso.

Fernando Hdez. Barral
Fernando Hdez. Barral
Profesor de Historia del Cine y Análisis del texto audiovisual