· Desde el primer día hasta el último hemos vlogeado desde el Festival de Cine de San Sebastián para todos nuestros lectores. Ahora, mientras esperamos a que, en pocas horas, se conozca el palmarés repasamos qué es lo que nos ha deparado esta 63 edición.

El Festival arrancó su Sección Oficial con Regresión, de Amenábar que no nos convenció demasiado. Mucho más nos gustó Truman una de las películas que parte como favorita para llevarse algún premio importante. El sábado, hace ahora una semana, pudimos ver Sunset Song, de Terence Davies que nos dejó bastante fríos.

También vimos Evolution, una de las cintas más complejas de esta edición. La película cuenta con algunos defensores a ultranza entre los que, la verdad, no nos encontramos. Para contrarrestar un poco tanto cine de autor, ese día vimos La gran noche, que la verdad es que también es cine de autor, porque es Alex de la Iglesia cien por cien, con sus virtudes y sus defectos.

RegresiónAl día siguiente vimos, sin duda o al menos sin duda para nosotros que siempre es bueno matizar, la peor película del Festival: 21 noches con Pattie. Nos dejó tan agotados el parloteo “delpyniano” (de Julie Delpy que aunque no sale está omnipresente) que pasamos de puntillas por Sparrows (muy poquita cosa) y esa tarde nos dedicamos a ver Perlas, para superar lo de Patti

Al día siguiente la crítica se volvió a dividir entre defensores y detractores de Amama y esta vez nos pusimos a favor. Es muy vasca y un pelín rara pero apostamos por ella. Después nos dormimos muchísimo con Eva no duerme  y cogimos con muchas ganas High-rise que, sin embargo, terminó por defraudarnos (a pesar de la ola de entusiasmo que provocó en gran parte de la crítica).

Ya estábamos a martes, en pleno ecuador del Festival, cuando se proyectó la japonesa El niño y la bestia, una película deliciosa que nos gustaría que estuviera en el palmarés. De la fantasía y la animación pasamos a la sordidez de Villaronga y su El rey de la Habana y a la rarita El apóstata: no nos convenció ninguna de las dos.

El miércoles vimos la correcta pero algo insulsa Moira la televisiva pero interesante Freeheld y la fallida Lejos del mar (que no entraba a concurso…y entendemos las razones).
El jueves vimos la francesa y bastante aburrida Los caballos blancos y la china Back to the North, que nos gustó un poco más. Afortunadamente, cerramos la Sección Oficial con dos buenas películas, una de ángeles y otra de demonios pero las dos infantiles: Un día perfecto para volar y Les démons cerraron con nivel una edición que no pasa del aprobadillo raspado.

Y al margen de la Sección Oficial…

Afortunadamente, para contrarrestar la mediana Sección Oficial del Festival de San Sebastián 2015 hemos visto en Secciones paralelas películas muy interesantes.

Hitch y Truffaut

En Perlas nos ha gustado mucho Mi hermana pequeña, la china Mountains my depart, Sicario, Taxi-Teherán y el documental Hichtcock-Truffaut.

Nos defraudaron Anomalisa  y Mis años dorados y se quedaron en mitad de la tabla Yo, él y Raquel, Irrational man y El clan.

En el velódromo vimos dos proyecciones especiales: Hotel Transilvania 2 (más de lo mismo) y la trepidante El desconocido.

Con todo, una de las películas que más nos gustó no se proyectaba ni en el Velódromo, ni en la Sección Oficial ni en Perlas… sino en Zabaltegui. Se trata de La Novia, de Paula Ortiz. La razón por la que no ha estado esta meritoria película en la Sección Oficial es un misterio para todo el que se ha paseado por el Festival.

Ana SN / Claudio Sánchez

63 edición del Festival de Cine de San Sebastián: un palmarés soso para una edición descafeinada

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año