Florian Henckel von Donnersmark y László Nemes, presentes en el Festival de Sevilla

0
145
Obra sin autor

La decimoquinta edición del Festival de Sevilla mostrará tanto películas de ficción, como documentales, que tienen un enfoque social, sobre todo las que narran historias de emigración, así como de conflictos bélicos.

Dos directores con premios Oscar llegan a la capital andaluza. Florian Henckel von Donnersmark (La vida de los otros) presentará Obra sin autor, un fresco histórico que abarca tres periodos y que sigue la peripecia de un pintor marcado por su niñez en la Alemania nazi, que crece oprimido por el régimen comunista y que busca su libertad artística al otro lado del Muro.

Por su parte, el húngaro László Nemes (El hijo de Saúl) logró el Premio FIPRESCI por Atardecer, otra revisión del pasado, en este caso para retratar el crepúsculo del Imperio Austrohúngaro y el estallido de la Primera Guerra Mundial, a partir del viaje de una joven que intenta recuperar vínculos emocionales y familiares en el caos social que vive el Budapest de la época. Nemes vuelve al uso de de la mirada subjetiva y su cámara no abandona a la protagonista, Juli Jakab.

Mirada social

La decimoquinta edición del SEFF mostrará tanto películas de ficción, como documentales, que tienen un enfoque social, sobre todo las que narran historias de emigración, así como de conflictos bélicos, miradas al pasado y testimonios, que enriquecerán la pantalla grande de una Sevilla multicultural y racial.

Tal es el caso del director ucraniano Sergei Loznitsa, quien tendrá tres películas en la programación. En la Sección Oficial se podrá ver Donbass, que evoca el conflicto armado entre independentistas ucranianos y prorrusos en 2014. Para ello, el director utilizó grabaciones reales de testigos directos, además de recrear aquellos enfrentamientos. Sevilla mostrará otros dos trabajos documentales de Loznitsa, quien construye The Trial, a partir de unas viejas imágenes de 1930, cuando el gobierno soviético juzgaba a un grupo de ingenieros y economistas falsamente acusados de traición. Un viaje en el tiempo que lleva al espectador a vivir la máquina de terror estatal creada por Stalin. Y en Victory Day, fotografía el desfile que cada 9 de mayo se celebraba en el Treptower Park de Berlín, ante el monumento soviético en honor a los caídos en la Segunda Guerra Mundial.

Migración a escena

El director español Xavier Artigas pone el foco en otro caso real para un nuevo trabajo de denuncia, Idrissa, con el que recupera el caso de un joven inmigrante africano, que murió en el Centre d’Internament d’Estrangers de Barcelona, en enero de 2012.

El mismo tema recorre Joy, que conquistó los corazones de quienes la vieron en Venecia, llevándose dos premios (el Europa Cinemas Label Award a la Mejor Película Europea y el Hearst Award para la mejor Mujer Directora). El largometraje de la austriaco-iraní Sudabeh Mortezai es un crudo retrato de la crisis de la política migratoria en Europa, desde los ojos de una nigeriana obligada a prostituirse.