HarpoFilm: Bienvenidos al videoclub de barrio 2.0

HarpoFilm

· Con una suscripción muy económica (9,90 €/mes) y curiosidad por este nuevo mercado, navegamos por esta plataforma que nos transporta en el tiempo hasta nuestra infancia.

Fue ya el naturalista Charles Darwin en el siglo XIX el que formuló la ley de la selección natural. Este fenómeno evolutivo explica que son las condiciones del medio ambiente las que favorecen a algunos organismos, dificultando la reproducción de otros y traduciéndose, a lo largo de un tiempo más o menos largo, en su extinción. Quizá no nos hemos dado cuenta, pero hemos asistido a una selección natural empresarial sin precedentes en la cual los videoclubs de barrio, los de toda la vida, han desaparecido ante nuestros ojos. Y nosotros sin verlo.

O quizá no estábamos tan ciegos. ¿Quién no ha pasado delante de su videoclub de toda la vida y ha dicho “No me digas, ¿Blockbuster cierra? Ay, que pena, con la de momentos que hemos pasado ahí cuando éramos chiquillos. ¿Te acuerdas, Pepe?”. Horas después, Pepe y su amada se encierran en su salón a ver la película del momento. La que todavía está en taquilla en los cines de toda España. Pirata, por supuesto. Piratería y crisis. Un cóctel molotov que ha terminado por llevarse consigo este sector de rincones cinematográficos a los que solíamos acudir los domingos.

Ante el túnel sin luz en que se encuentran los gerentes de estos locales, y la sacudida revolucionaria de páginas como Yomvi o el gigante Netflix, hemos descubierto entre la maleza a uno de las últimos ejemplares de esta especie en extinción que lucha contra fuego y marea ante la teoría de Darwin. Viajamos a Las Rozas, Madrid, donde en la calle Cruces encontramos un coqueto local llamado El Jardín, capitaneado por Manolo y que lleva más de 30 años al frente de su tienda.

Manolo ha sacado las garras. Se niega a que su negocio se disuelva entre trampas de internet y grandes plataformas audiovisuales. Agudizando el oído y mirando con cuatro ojos, ha sabido buscar un rinconcito en el que asentarse y en el que seguir adelante con su negocio. Un medio completamente nuevo y futurista con una filosofía de toda la vida. Así nace HarpoFilm, el videoclub 2.0 que pelea con modestia frente a grandes como Netflix.

Pensándolo bien, la respuesta no podría haber sido más sencilla. ¿Qué mi local físico no funciona? Lo hago virtual. En eso consiste HarpoFilm. PUNTO.

Así pues, con una suscripción muy económica (9,90 €/mes) y curiosidad por este nuevo mercado, navegamos por esta plataforma que nos transporta en el tiempo hasta nuestra infancia. Accedes a la web, ves los nuevos estrenos, segmentas las películas según su género y, si te gusta alguna, la alquilas por un periodo de 4 horas. Si ya está alquilada, tienes un reloj que te indica cuánto queda para que otro la libere. Y además, nosotros, que vamos con los tiempos, nos alegramos de que muchos de los títulos estén también en V.O. subtitulado al castellano.

Y lo más importante, no te pasará eso de «me encantaría ver esta película, pero como es estreno tendría que pagar un extra». Nunca. Porque si pagas, lo tienes TODO.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año