Inicio Noticias Actualidad del Cine Los orígenes de Krzysztof Kieslowski

Los orígenes de Krzysztof Kieslowski

Los orígenes reúne cinco trabajos del director polaco Krzysztof Kieslowski (1941-1996), iné­di­tos en España. Se trata de producciones pa­ra TV: un cortometraje, un documental y tres TV movies. Se emitieron entre 1974 y 1981.

Son los años que preceden al impresionante Decálogo que Kieslowski hizo para la TV polaca en unos años clave para ese país, determinan­te en los acontecimientos que viviría el bloque soviético. El realizador de La doble vida de Ve­rónica se alinea con lo que se lla­mó “el cine de la inquietud moral”, realizado por cineastas for­mados en la escuela de Lodz que contaban sus historias sometidos a las trabas que imponía el régimen comunista para hacer cine.

- Anuncio -

Pasa en estas películas lo que en tantas obras de arte: al contemplarlas comprobamos que el pa­so de los años ha bajado el volumen de los acon­tecimientos históricos y políticos del contex­to, para dar voz al valor neto que tienen por sí mismas. Un valor universal apreciable por especta­dores de toda edad y condición que llegan a ellas muchos años después. Son, en definitiva, dra­mas universales.

En estas películas iniciales vemos dar sus prime­ros pasos al hombre que con la tríada Rojo, Blan­co y Azul conquistó un puesto de honor en la historia del cine. En distintos momentos de es­ta selección vemos al autor como explorador del alma humana, como cineasta espiritual que va tejiendo los acontecimientos de modo que el espectador queda atrapado en la intimidad de los personajes. Como autor es un creador de un len­guaje cinematográfico propio. Así, por ejemplo, en El pasaje subterráneo se invita al especta­dor a caminar tras el protagonista, con un uso muy inteligente de cámara al hombro.

Es magistral el modo de rodar ciertos instantes de felicidad de dos adolescentes recién casa­dos por la llegada de un bebé en El primer amor. Destaca la conmovedora escena que el espectador percibe entre los barrotes de la cuna.

En Una corta jornada laboral, Kieslowski cuen­ta una tarde difícil para el secretario del Par­tido Comunista de Radom por una revuelta vio­lenta. Maneja elementos narrativos modernos con una destreza asombrosa: planos congela­dos, silencios prolongados, flash back, voz en off… En esa aproximación Kieslowski retrata con increíble verosimilitud el proceso de corrup­ción del secretario, mostrando al espectador sus sentimientos y emociones.

La cuarta cinta, Paz y tranquilidad, es la histo­ria sensible de un joven que tras pasar tres años en la cárcel quiere cambiar de vida.

Por último, en El personal el mundo del tea­tro es el entorno amable y artístico para esta his­toria considerada la más autobiográ­fica del ci­neasta, un cuento de un idea­lista de 19 años.

Cristina Abecia