Lourdes triunfa en el Sevilla Festival de Cine Europeo 2009

Sevilla Festival de Cine Europeo 2009
Sevilla Festival de Cine Europeo 2009

El jurado del Sevilla Festival de Cine Europeo 2009 destacó la sensación de incertidumbre y la capacidad de atrapar la atención del tra­bajo de Jessica Hausner. El director italiano Maurizio Scaparro y el guionista Rafael Azcona, fallecido el pasado año, fueron los protagonistas de excepción durante la gala de clausura.

La VI edición de Sevilla Festival de Cine Eu­ropeo ha vuelto a reunir en la capital anda­luza el mejor cine del año en el con­­tinente, una clara demostración de la con­solidación del evento sevillano como un referente ci­nematográfico en Europa.

- Anuncio -

El pasado 14 de noviembre se celebró la ga­­la de clausura, en la que pudo verse el último trabajo de Maurizio Scaparro, L’ultimo Pulcinella. En total han sido 150 producciones las que han pasado por las pan­tallas sevillanas (con el cine británico como eje fundamental), desde la inauguración el 6 de noviembre con Triage, del di­rector bosnio Danis Tanovic.

En la gala de clausura también pudo cono­cer­se el palmarés del Festival. Lourdes, de la austriaca Jessica Hausner, se alzó con el Gi­­raldillo de Oro a la Mejor Película. La cinta na­rra la historia de una joven que, después de pasar casi toda su vida en silla de ruedas, decide viajar al san­tuario francés con un grupo de peregrinos. El galardón está dotado con 50.000 euros, destinados a la dis­tribución de la película en España.

El Giraldillo de Plata recayó en la pro­duc­ción Nothing personal, de la directora Urs­zu­la Antoniak. El premio, dotado con 25.000 euros, viene a reconocer un bello rela­­to de una joven ho­­landesa que recorre Ir­­landa disfrutando de su soledad hasta que co­­noce a un hombre que le ofre­ce un traba­jo y la acoge en su casa con una con­dición: entre ellos no habrá nada per­sonal.

Cerrando el palmarés de la Sección Oficial del Sevilla Festival de Cine Europeo 2009, el Premio Especial del Jurado (25.000 euros) fue a parar al film británico 44 inch chest, de Malcolm Venville. La cinta muestra la aven­tura de un grupo de amigos que secues­tran al amante de la mujer de uno de ellos pa­ra darle una lección.

El Premio a la Mejor Dirección, al que opta­ban todas las películas de las secciones a con­curso, correspondió al director húngaro Ro­­land Branik por su cinta Trans­mi­ssion. El galardón, dotado con 15.000 euros, re­conoce la labor del director en esta historia de un mundo en el que todas las pan­tallas se han apagado. El film también se llevó el Premio Jurado Joven, otorgado por un jurado especial formado por un grupo de estudiantes de la Universidad de Sevilla, co­mo parte del Festival Camp_US.

El Giraldillo de Oro al Mejor Docu­mental, co­rrespondiente a las películas par­ticipantes en la sección Eurodoc y dotado con 20.000 euros, recayó en la producción española Gar­bo, el hombre que salvó el mundo, primera in­cursión en el papel de director del produc­tor Edmon Roch. La cinta recuerda la figura de un español que actuó como agente doble en la II Guerra Mundial, y cuya principal misión se desarrolló en las horas previas al de­sembarco de Normandía.

El Premio Eurimages (sección que ofreció lar­gometrajes cofinanciados con los fondos del programa “Eurimages”), con una dotación de 30.000 euros, co­rrespondió a Tears of april, dirigida por Aku Louhimies. Ambientada en la guerra civil fin­landesa duran­te 1918, narra la historia de un hombre y una mujer de bandos opuestos cu­yas vidas se cruzan, encendiendo la chis­pa de un ten­so amor entre los horrores del con­flicto.

El Gran Premio del Público, dotado con 50.000 euros y al que han optado las películas participantes en la Selección EFA, reconoció a la película francesa Un profeta, del director Jacques Audiard. Los votos de los espectadores del Festival de Sevilla premia­ron esta historia carcelaria que muestra la convivencia de un joven preso con las distintas bandas del penal.

Por último, la videoartista suiza Pipilotti Rist, que ha presentado en el Festival de Se­vi­lla su primer trabajo como directora de ci­ne, Pepperminta, recibió el Premio Extra­or­di­nario del Presidente del Jurado. El ga­lardón pretende reconocer “su singular acer­camiento creativo al mundo de la imagen”.

En la gala de clausura, el director italiano Mau­rizio Scaparro y el guionista Rafael Az­cona, fallecido el pasado año, fueron los pro­tagonistas de excepción. Tras recibir los elo­gios del político sevillano Alfonso Gue­rra, que lo definió como “el último ro­mántico que atraviesa Europa en el carroma­to de la co­media del arte”, Scaparro des­tacó la importancia de que haya un festi­val de cine europeo en Sevilla porque “es la ciudad del arte y del sol”.

Fernando Trueba -que recibió en es­ta edi­ción el Premio de Honor por su tra­yectoria cinematográfica- calificó a Ra­fael Az­co­na como “el genio modesto y dis­creto del ci­ne español”, asegurando que “no puede exis­tir un festival de cine europeo que no hon­re la memoria de un guionista que ha tra­bajado en casi toda Europa”.

Con ambos homenajes se cerró esta sexta edición del Festival, que no sólo ha proyectado las mejores películas europeas del año, sino que entre innumerables actividades ha acercado la figura de Paul Bowles a través de la sección “Otras miradas”, ha mostrado lo último de la pro­ducción andaluza en “Pa­no­rama andaluz”, ha celebrado una tarde de to­ros con las proyecciones de Pe­pe Luis Váz­quez y The ma­ta­dor, ha presentado las se­lecciones fílmicas de los británicos Je­re­my Thomas y Nicolas Roeg, ha organizado el Foro de la Industria co­mo canal de distribu­ción para las películas inde­pen­dientes, ha ofre­cido encuentros pro­fesionales, etc. Sin duda, un certamen que ya vuela alto.

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete