Se cierra la 22º edición del Festival de Málaga con pocas películas valiosas y la grata sorpresa de una buena cinta de animación que retrata al joven Luis Buñuel. Sofía López y Ana Sánchez de la Nieta estuvieron allí.

En 1998 arrancó este Festival que a la vista de la capacidad del cine español para generar títulos que puedan o quieran ir a la sección oficial, ha pasado a ser un festival de cine español de España o de películas en español producidas en otros países.

Argentina fue el país invitado en una edición que volvió a ganar una película española en catalán, que es uno de los idiomas que se hablan en España. Ya entenderán ustedes que se lo cuente de esta manera. Porque en Málaga han ganado películas en catalán los últimos tres años: Les distàncies (Elena Trapé) y Estiu 1993 (Carla Simón). La cuarta de las más recientes premiadas fue Callback, película de producción española, dirigida por el catalán Carles Torras, rodada en inglés en Nueva York, que ganó en 2016.

22 películas a concurso en la sección oficial y dos fuera de competición para abrir y cerrar. Como siempre, variedad de géneros, aunque las propuestas de inauguración y clausura fueron dos comedias protagonizadas por Dani Rovira: Taxi a Gibraltar y Los Japón. Ambas ponen de relieve las dificultades de un Festival que va muy justo de equipaje, porque son comedias de un nivel bajo, demasiado bajo para ponerlas en proa y popa de un evento que podría ser un escaparate significativo del cine que se hace en España y no termina de serlo.

La Biznaga de Oro se la llevó merecidamente la película Los días que vendrán. El realizador catalán Carlos Marqués-Marcet (ya ganó en 2015 con su opera prima, 10.000 km) vuelve a retratar una historia de perplejidades en pareja, abriendo una ventana a la cotidiana vida de un hombre y una mujer jóvenes que se encuentran con la paternidad y la maternidad sin que llegue un notario a notificarlo. Marqués-Marcet fue elegido mejor director y María Rodriguez Soto, mejor actriz por una película valiosa, con una frescura que recurre más de la cuenta a un realismo naturalista que aporta poco y no parece necesario para un espectador inteligente, que comprende que la cinta sigue el embarazo de la actriz protagonista con todo lo que ello implica desde la perspectiva metacinematográfica. Marqués-Marcet, barcelonés de 36 años, estudió Comunicación en la Pompeu Fabra y posteriormente amplió estudios en UCLA gracias a una beca de la Caixa. Prolífico cortometrajista, experimentado montador, cierra con esta película una trilogía sobre el amor a prueba de tiempo y de distancia, que completan 10.000 km (2014) y Tierra firme (Anchor and Hope, 2017). Ahora rueda una miniserie, En el corredor de la muerte, sobe Pablo Ivar.

La otra Biznaga de Oro para la mejor película iberoamericana se la llevó Las niñas bien, de la realizadora mexicana Alejandra Márquez Abella, que se formó como directora en Barcelona. Acumuló dos premios más (guion y montaje) con una historia ácida que ajusta cuentas con altivas mujeres de la burguesía golpeadas por la crisis económica de los primeros años 80. Otra cinta mexicana, Esto no es Berlín, recibió el Premio Especial de la Crítica y el de Fotografía. Afronta con crudeza los problemas de la juventud en el entorno sórdido de la droga, la promiscuidad sexual, la prostitución y el SIDA.

Buñuel y el laberinto de las tortugas, dirigida por Salvador Simó, fue la película más valiosa de la semana. Los informadores de cine que cubrían el Festival le otorgaron el Premio Feroz Puerta Oscura a esta cinta de animación que ahonda en la personalidad de Luis Buñuel (1900-1983) en los inicios de su cine, cuando rueda con medios muy precarios su “falso” documental Las Hurdes. Tierra sin pan (1933). Manuel Cristóbal, productor de la estupenda Arrugas (2011), reincide en la adaptación de una novela gráfica, esta vez de Fermín Solís, que ha sido guionizada por Eligio Moreno y Salvador Simó. La música de Arturo Cardelús fue premiada con la Biznaga.

El público premió la divertida Antes de la quema, del veterano Fernando Colomo. Ambientada en Cádiz, cuenta con un buen trabajo de Maggie Civantos que se mereció la Biznaga de Plata a mejor actriz de reparto, compartido con Carolina Ramírez (Niña errante).

Se acaba una edición de un festival ya consolidado, con buena organización y un entorno excelente, que lucha por acrecer su oferta cinematográfica en cantidad y calidad y por ofrecer más alicientes culturales a los asistentes. Podría ser una plataforma mucho más poderosa de promoción, difusión y ventas del cine producido en España y del cine iberoamericano que quiere abrirse camino en Europa. En eso están.

 

Palmarés 22º Festival de Málaga

SECCIÓN OFICIAL DE LARGOMETRAJES A CONCURSO
El Jurado de la Sección Oficial de Largometrajes integrado por Andrés Bayona, Agustina Chiarino, Patricia Ferreira, Ignacio Ruiz Capillas y Diego San José concedió estos premios:

BIZNAGA DE ORO A LA MEJOR PELÍCULA ESPAÑOLA, dotada con 12.000 euros
Els dies que vindran (Los días que vendrán), de Carlos Marques-Marcet

BIZNAGA DE ORO A LA MEJOR PELÍCULA IBEROAMERICANA, dotada con 12.000 euros
Las niñas bien, de Alejandra Márquez Abella

BIZNAGA DE PLATA PREMIO ESPECIAL DEL JURADO
Esto no es Berlín, de Hari Sama

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR DIRECCIÓN
Carlos Marqués-Marcet, por Els dies que vindran (Los días que vendrán)

BIZNAGA DE PLATA ‘HOTEL AC MÁLAGA PALACIO’ A LA MEJOR ACTRIZ
María Rodríguez Soto, por Els dies que vindran (Los días que vendrán)

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR ACTOR
Óscar Martínez, por Yo, mi mujer y mi mujer muerta

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR ACTRIZ DE REPARTO
Ex aequo a Carolina Ramírez, por Niña errante, y Maggie Civantos, por Antes de la quema

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR ACTOR DE REPARTO
Ex aequo a Quim Gutiérrez, por Litus, y Mauro Sánchez Navarro, por Esto no es Berlín

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR GUION
Alejandra Márquez Abella, por Las niñas bien

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR MÚSICA
Arturo Cardelús, por Buñuel en el laberinto de las tortugas

BIZNAGA DE PLATA ‘DELUXE’ A LA MEJOR FOTOGRAFÍA
Alfredo Altamirano, por Esto no es Berlín

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR MONTAJE
Miguel Schverdfinger, por Las niñas bien

Compartir
Sofía López
Profesora universitaria de Cine Español y Estética Musical. Directora Grado Comunicación en Centro Universitario Villanueva