Inicio Noticias Actualidad del Cine Marte (The Martian) a prueba de científicos senior y junior

Marte (The Martian) a prueba de científicos senior y junior

· Un grupo de jóvenes investigadores, liderados por el Dr. José Francisco Romero, acudió representando a FILA SIETE a un ameno evento con motivo del lanzamiento en DVD, Blu-ray y Blu-ray 3D de la película por Twentieth Century Fox Home Entertainment.

El encuentro se celebró en el Bocablo Lounge del madrileño Hotel de las Letras.

- Anuncio -

José Eduardo González, jefe del departamento de Evolución Molecular del Centro de Astrobiología; José Antonio Rodríguez Manfredi, investigador principal del instrumento MEDA – Mars Enviromental Dynamics Analyzer en el Centro de Astrobiología; Emmet Fletcher, Representante de ESAC-ESA (Centro Europeo de Astronomía Espacial Europea), y Carlos González-Pintado, ex subdirector de la NASA en Robledo de Chavela conversaron sobre algunos aspectos científicos retratados en la película de Ridley Scott basada en la novela de Andy Weir.

«Se pueden dar tormentas con fuertes vientos y de gran velocidad en Marte, pero dada la baja densidad del aire, no arrastraría objetos de la forma en que se observa en la película. Es una obra muy respetuosa con los aspectos técnicos y científicos, hay que aceptar que se tomaran ciertas licencias», señaló Rodríguez Manfredi, ingeniero del Centro de Astrobiología, que trabaja en un nuevo Rover que no tardará en pisar suelo marciano.

José Eduardo González (biólogo del Centro de Astrobiología) comentó la extremofilia: la búsqueda de organismos que sobrevivan en la Tierra en condiciones muy parecidas a las de Marte. El biólogo valoró las probabilidades de éxito de un proyecto de plantación de patatas como el que hace el personaje de Mark Watney en la película: «Es viable. Se trata de un cultivo robusto que crece con facilidad, ya que es originario de los Andes y crece en situaciones extremas». La parte problemática es que «puede haber organismos tóxicos en Marte que podrían infectar los cultivos, y la gravedad (1/3 de la terrestre) es un problema adicional que podría impedir que la planta se desarrollase adecuadamente».

Carlos González-Pintado, que durante más de 40 años formó parte del equipo de la Estación de Seguimiento de Espacio Profundo de la NASA en Robledo de Chavela, se detuvo a considerar la distancia que nos separa de Marte y los problemas que genera en las comunicaciones, siempre vitales: «La comunicación es uno de los graves problemas a los que tendrán que enfrentarse en el futuro las personas que viajen a Marte». González-Pintado se mostró convencido de que «si se hace un viaje en el futuro, ésta es la forma de hacerlo. No podemos enviar a seis personas a un viaje de 6 meses metidos en una nave Orión con un espacio vital restringido». Por tanto, la nave debe ser grande.

Emmet Fletcher, de la Agencia Espacial Europa, cerró las intervenciones con la descripción de los trajes que utilizan los astronautas cuando salen al exterior, comparándolos con los que vemos en una de las últimas escenas de la película dirigida por Ridley Scott. En cuanto al diseño de la nave que vemos en la película, ha asegurado que «se han basado en la tecnología con la que contamos actualmente». Fletcher describió las próximas misiones de la ESA en Marte que quieren descubrir la procedencia del metano que contiene la atmósfera de Marte. En 2018 enviarán un pequeño Rover con una broca para buscar en el subsuelo indicios de vida. En la superficie es imposible que haya vida debido a las condiciones climáticas extremas.

En un coloquio final moderado por el periodista Carlos Ruscalleda, los ponentes conversaron sobre asuntos como la supervivencia del hombre en un planeta tan hostil como Marte, lo que tiene de ficción y de realidad la experiencia de Mark Watney en la película. Coincidieron en que, con la tecnología actual, no se podría llegar a Marte en las condiciones que observamos en la película. El principal problema al que tendrían que enfrentarse los astronautas es a la radiación, durante el viaje y durante su estancia en el planeta rojo.

Los jóvenes investigadores, colaboradores de FILA SIETE, estuvieron especialmente atentos a los matices y las precisiones de los científicos. Y las resumen así:

• TORMENTAS: SÍ, PERO MENOS. En cuanto a la tormenta que al principio obliga a los astronautas a salir de Marte, José Antonio Rodríguez, investigador principal del instrumento MEDA (Mars Environmental Dynamics Analyzer) señaló que, aunque cabe la posibilidad de que se den tormentas de tal velocidad, el hecho de que hubiese rocas suspendidas en el aire de tal tamaño y peso es algo irreal debido a la baja densidad de la atmósfera marciana. De ahí, que la antena que golpea a Mark Watney no podría haber sido arrancada en realidad.

• TRAJES: BIEN, PERO DELGADITOS. En lo que se refiere al traje que llevan los astronautas en la superficie del Planeta Rojo, los científicos consideraban que estos no son lo suficientemente gruesos como para aislar de la gran cantidad de radiación a la que están expuestos los astronautas. Parecían casi de neopreno.

• PATATAS: SÍ, PERO CON CUIDADO… Un recurso fundamental en el relato son las patatas que mantiene con vida a Watney. Para José Eduardo González, jefe del departamento de Evolución Molecular del Centro de Astrobiología, el cultivo de patatas en suelo marciano no es descabellado. Todavía no se sabe si la tierra de este planeta podría contener alguna sustancia tóxica que impidiese el crecimiento del tubérculo o que una vez desarrollado, intoxicase el cuerpo humano. Sin embargo, según algunos estudios desarrollados en condiciones similares, la posibilidad de cultivar tal y como lo hace el astronauta podría ser posible.

• COMUNICAR: SÍ, PERO CON CALMA. Carlos González-Pintado, ex subdirector de la NASA en Robledo de Chavela, explicó el tema de la comunicación. En la película se menciona que el tiempo que tarda en llegar el mensaje de Watney a la NASA son unos 16 minutos. Esto es algo perfectamente razonable y real ya que, según González-Pintado, las transmisiones desde Marte a la Tierra, o viceversa, en el momento en el que ambos planetas se encuentran más próximos el uno al otro son unos 2’ 48’’. Por otro lado, cuando la distancia entre ambos es máxima la transmisión tarda unos 25’ en llegar de un sitio al otro. Por ello esos 16 minutos se muestran como algo perfectamente posible. Aunque si hubiese un problema en el planeta rojo, con una transmisión de 32 minutos de ida y de vuelta más el proceso que le llevaría a la NASA resolver el problema, estaríamos hablando de unos 50 minutos aproximadamente.

• MUCHA SUERTE… que el aislado Watney encuentre los restos de la misión Pathfinder (llevada a cabo por la NASA en 1996) relativamente cerca suyo es sin duda tener mucha suerte. Aún así, no resulta raro que esos restos funcionasen porque, aunque la película transcurra en la década de 2030, esta obtenía energía a través de sus paneles solares, como explicó Carlos González-Pintado.

• OXÍGENO PARA 6 MESES… Hay una dificultad en el transporte de oxígeno para una misión de seis meses de duración, además de todos los recursos necesarios para la misión.

• UNA NAVE CREÍBLE, PERO MUY GRANDE Y CON PAREDES DELGADITAS… Emmet Fletcher, Representante de ESAC-ESA (Centro Europeo de Astronomía Espacial Europea) habló del ARES, la nave que lleva a los astronautas a Marte. Tiene similitudes con la ISS (Estación Espacial Internacional) pero las paredes resultan demasiado delgadas como para ser capaces de aislar de la radiación cósmica. La construcción de una nave tan grande no sería nada fácil y el coste sería desmesurado.

Cosas del cine, en este caso bastante respetuoso con la ciencia. Una buena película para investigadores, como estos alumnos de Bachillerato Internacional del colegio Retamar que disfrutaron de un encuentro interesante.

Entre otros motivos porque, como cuenta la cinta, la ciencia hay que comunicarla, a especialistas y a no especialistas.Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año

- Advertisement -
Alberto Fijo
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor

Series

Suits: La clave del éxito

Suits: La clave del éxito, de Aaron Korsh

0
Suits: La clave del éxito | La elegancia del talento Sin llegar al nivel y al estado de forma envidiable de The Good Wife, Suits...

Películas