Mia y el león blanco (2018) de Guilles de Maistre
Mia y el león blanco (2018) de Guilles de Maistre

El próximo 12 de abril llegará a las salas españolas la nueva producción de Jacques Perrin (Nómadas del viento, Los chicos del coro, Océanos), Mia y el león blanco. La película cuenta la historia de Mia, una niña que se traslada con sus padres desde Londres a África donde establecerá una fuerte amistad con un cachorro de león blanco llamado Charlie, al cual tendrá que proteger de su venta a los cazadores una vez el animal llegue a su edad adulta.

El rodaje de la cinta no ha estado exento de dificultad, debido a la participación de distintos animales, entre ellos el propio león blanco. Eso ha conllevado que el trabajo se haya desarrollado durante tres años, favoreciendo una auténtica evolución de Mia y del león blanco. La película cuenta con la dirección de Gilles de Maistre (El primer grito, La búsqueda de Alain Ducasse), la fotografía de Brendan Barnes y la música de Armand Amar. El guion, basado en una historia de Jean-Paul Husson, ha sido escrito por Prune de Maistre y William Davies.

La película está protagonizada por la joven actriz Daniah De Villiers (The Dating Game Killer) junto a Mélanie Laurent (El concierto, Malditos bastardos) y Langley Kirkwood (Dredd, Black Sails).

La idea para Mia y el león blanco le vino al director Guilles de Maistre mientras realizaba la serie documental para France Télévision, Les Petits Princes, acerca de la relación entre niños y animales salvajes. Y fue decisivo el encuentro que Gilles tuvo con Kevin Richardson durante el rodaje de su documental The Lion Whisperer. Kevin Richardson, experto en leones, también conocido como “El que susurra a los leones”, fue quién supervisó todo el proceso de producción y todas las interacciones entre leones y niños garantizando que ambas partes estuvieran seguras. Durante la producción, se criaron juntos una manada de 6 leones, entre ellos,  Thor, el león que encarna a Charlie, así como otro macho y cuatro leonas.   

Mia y el león blanco (Mia et le lion blanc) ha alcanzado ya en Francia los 964.000 espectadores (con una recaudación de más de 7 millones de euros) tras 2 semanas en la cartelera. La película logró 573.000 espectadores en su primera semana, por delante de grandes títulos familiares como El regreso de Mary Poppins durante dichos días. El éxito en Francia se se ha repetido en otros países como Bélgica y Suiza.