Nakache y Toledano regresan con Especiales, estreno 28 de febrero

Especiales (Olivier Nakache y Eric Toledano, 2019)
Especiales (Olivier Nakache y Eric Toledano, 2019)

Olivier Nakache y Eric Toledano (C’est la vie, Samba, Intocable) regresan a la gran pantalla con su nuevo trabajo, Especiales, estreno en las salas españolas el próximo 28 de febrero. La película está protagonizada por Vincent Cassel y Reda Kateb, acompañados por un magnífico grupo numeroso de actores jóvenes y primerizos.

Cassel y Kateb son Bruno y Malik, dos amigos que durante veinte años han vivido en un mundo diferente: el de los niños y adolescentes autistas. A cargo de dos organizaciones sin ánimo de lucro, forman a jóvenes para que sean cuidadores de casos extremos. De esta forma crean una asociación excepcional, fuera de los entornos tradicionales, para unas personas extraordinarias.

Especiales se llevó el Premio del Público del pasado Festival de San Sebastián, alcanzando una puntuación de 9,19 sobre 10, la nota más alta de la historia de la sección «Perlas». Esto le permitió superar cintas de la talla de Parásitos (reciente ganadora del Oscar a mejor película) o Los miserables. Además, obtuvo 8 nominaciones a los Premios César del cine francés, incluyendo mejor película, dirección y actores principales.

Sin duda ha ido calando esta historia que es un canto a la solidaridad y a la vida de cada ser humano. A través de estos dos singulares trabajadores se podrá conocer el arduo trabajo que hay detrás de este tipo de organizaciones, llenas de personas corrientes que con enorme paciencia y generosidad dedican su vida a los demás y son capaces de revertir los casos más desesperados. Una gran lección de humanidad frente al individualismo reinante en la sociedad actual.

Nakache y Eric Toledano vuelven a apoyarse en una música que emocio­na y per­mite dejar algunos espacios de tiempo necesa­rios pa­ra la reflexión del espectador. Si en Intocable acertaron de pleno con el italiano Ludovico Einaudi, en Es­peciales han sorprendido con la utilización de un te­ma pre­vio del gru­po de música alternativa germano-suizo Grand­bro­thers. La utilización de piano, percusión y música electrónica del tema central de la película (Bloodflow) es una decisión arriesgada y atinada.