Campeones fue la gran sorpresa de la Gala de los Premios Goya 2019 (33ª edición), celebrada anoche en el Palacio de Exposiciones y Congresos (FIBES) de Sevilla, al arrebatarle a El reino el premio a la mejor película. O quizá no tanto…

La de Rodrigo Sorogoyen llevaba cosechados siete premios (mejor director, actor protagonista, actor de reparto, guion original, música original, sonido y montaje). Era la crónica de un premio anunciado… Pero la suerte, la simpatía, o el juicio de la taquilla, favorecieron a la de Javier Fesser, que solo atesoraba dos (canción original y actor revelación), para alegría del director, los productores y el elenco de actores. Para muchos, El reino lo merecía con creces, era lo lógico, pero, como dice el refrán, hay razones del corazón que la razón no entiende.

Premios Goya 2019

La siguiente triunfadora de la noche fue La sombra de la ley, con otras tres estatuillas en los departamentos técnicos de mejor fotografía, diseño artístico y vestuario. El resto fueron para El hombre que mató a Don Quijote: maquillaje y peluquería, y dirección de producción.

Arancha Etxevarría, directora de Carmen y Lola, le arrebató el Goya a la mejor dirección novel a Celia Rico (Viaje al cuarto de una madre), que partía como favorita en los anteriores premios. También logró el mejor actriz de Reparto para Carolina Yuste. Antonio de la Torre cumplió con las expectativas y consiguió el Goya al mejor actor protagonista por su magnífico papel de político corrupto acorralado, y Susi Sánchez resultó mejor actriz protagonista por La enfermedad del domingo.

La gala, conducida por la pareja artística y sentimental Silvia Abril y Andreu Buenafuente, fue amena y divertida, y duró algo menos de lo habitual. No así la alfombra roja, que fue eterna.

Tuvo buenos momentos como el sketch de arranque con la persecución de coches por Sevilla -con cameos de presentadores de galas anteriores y actores-, el premio al mejor vestuario, con Abril y Buenafuente en paños menores, Berto Romero y David Broncano colgados del escenario al más puro estilo de Algo muy gordo, o el imitador Raúl Pérez, metido en la piel de Fernando Fernán Gómez en el homenaje a los grandes maestros. También, el Goya de Honor al gran Chicho Ibáñez Serrador.

Otros, el musical ecléctico, por ejemplo, funcionaron menos, pero en general estuvo bien y el público disfrutó a ambos lados de la pantalla. La cantante Rosalía, ganadora de dos Grammy latinos, eclipsó con su personal versión de Me quedo contigo, de Los Chunguitos, sorteando con creces el cliché y llevando la rumba flamenca a otras cotas de modernidad.

Hubo pocas referencias políticas y el discurso del presidente de la Academia, Mariano Barroso, se mantuvo en un tono breve, sencillo y positivo, mirando al futuro con esperanza. «Contamos historias para todo tipo de pantallas. El cine no debe derrotar a la televisión. Y la televisión no debe derrotar al cine. La nuestra es una alianza de ganadores. Debemos enfrentar esta realidad con pasión y sin miedo. Sin complejos». Hablando de política, como ya era sabido, no hizo acto de presencia el presidente del Gobierno, sí el líder de la oposición y los políticos de la Junta de Andalucía, y Vox logró colarse en la gala.

Sin duda lo más emotivo y aplaudido de la noche fueron las palabras de Jesús Vidal, Goya al actor revelación por Campeones: «Señoras y señores de la Academia, han distinguido a un actor con discapacidad. Ustedes no saben lo que han hecho. Me vienen a la cabeza tres palabras: inclusión, diversidad y visibilidad».

El intérprete del personaje de Marín tuvo palabras especiales para sus nueve compañeros del equipo de «Los Amigos». «Sin vuestra frescura, espontaneidad y talento esto no hubiera sido posible. Quiero dar las gracias a Fesser por hacerme crecer como actor y persona». También para sus padres, que arrancaron sonrisas y lágrimas: «Mamá, gracias por darme la vida y por enseñarme a verla con los ojos de la inteligencia y el corazón». Y concluyó, parafraseando la película: «A mí sí me gustaría tener un hijo como yo porque he tenido unos padres como vosotros».

Cristina Abad y Ana Sánchez de la Nieta

Premios Goya 2019

MEJOR PELÍCULA
Campeones 

MEJOR DIRECCIÓN
Rodrigo Sorogoyen, por El Reino

MEJOR ACTOR PROTAGONISTA
Antonio de la Torre, por El reino 

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA
Susi Sánchez, por La enfermedad del domingo 

MEJOR ACTOR DE REPARTO
Luis Zahera, por El reino 

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO
Carolina Yuste, por Carmen y Lola 

MEJOR ACTOR REVELACIÓN
Jesús Vidal, por Campeones

Premios Goya 2019

MEJOR ACTRIZ REVELACIÓN
Eva Llorach, por Quién te cantará

MEJOR DIRECCIÓN NOVEL
Arantxa Etxeverría, por Carmen y Lola

MEJOR GUIÓN ORIGINAL
Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen, por El reino

MEJOR GUIÓN ADAPTADO
Álvaro Brechner, por La noche de 12 años

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN
Un día más con vida, de Raúl de la Fuente

MEJOR PELÍCULA DOCUMENTAL
El silencio de otros, de Semilla Verde Productions y Lucernam Films

MEJOR PELÍCULA IBEROAMERICANA
Roma, de Alfonso Cuarón (México)

MEJOR PELÍCULA EUROPEA
Cold War, de Pawel Pawlikowski

MEJOR MÚSICA ORIGINAL
Olivier Arson, por El reino

MEJOR CANCIÓN ORIGINAL
Este es el momento de Coque Malla, por Campeones

MEJOR DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA
Josu Incháustegui por La sombra de la ley

MEJOR DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN
Yousaf Bokhari, por El hombre que mató a Don Quijote

MEJOR MONTAJE
Alberto del Campo, por El reino

MEJOR DIRECCIÓN ARTÍSTICA
Juan Pedro de Gaspar, por La sombra de la ley

MEJOR DISEÑO DE VESTUARIO
Clara Bilbao, por La sombra de la ley

MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA
Sylvie Imbert, Amparo Sánchez y Pablo Perona, por El hombre que mató a Don Quijote

MEJOR SONIDO
Roberto Fernández y Alfonso Raposo, por El reino

MEJORES EFECTOS ESPECIALES
Lluís Rivera y Laura Pedro, por Superlópez

MEJOR CORTOMETRAJE DE FICCIÓN
Cerdita, de Carlota Pereda

MEJOR CORTOMETRAJE DE ANIMACIÓN
Cazatalentos, de José Herrera

MEJOR CORTOMETRAJE DOCUMENTAL
Gaza, de Carles Bover Martínez y Julio Pérez del Campo