Sevilla Festival de Cine Europeo 2010. Crónica diaria

En un mundo mejor, de Susanne Bier, ha sido recibida con aplausos.

En un mundo mejor, de Susanne Bier
En un mundo mejor, de Susanne Bier

Sevilla Festival de Cine Europeo 2010. Crónica diaria

María Cano cubre para FILA SIETE el VII Sevilla Festival de Cine Europeo, que se está celebrando en la capital andaluza entre los días 5 y 13 de noviembre de 2010

Sexto día de Festival. Jueves 11 de noviembre

Flamenco Flamenco ha sido, sin lugar a dudas, uno de los platos fuertes del Festival. Carlos Saura, Manolo Sanlúcar, Farruquito y El Carpeta han estado hoy en el Teatro Lope de Vega para presentar esta película presente en Sección Oficial, pero fuera de concurso.

Joy, de Mijke de Jong, ha sido la otra película de hoy de la Sección Oficial. La realizadora  holandesa vuelve al Festival, dos años después de ganar el Giraldillo de Plata por La hermana de Katia, con esta película que narra la historia de una chica a la que su madre abandonó nada más nacer y que piensa que sólo será feliz cuando se reúna con ella.

Joy es la tercera parte de una trilogía acerca de tres chicas a punto de hacerse adultas. La hermana de  Katia, antes comentada, y Bluebird completan esta saga sobre “la vulnerabilidad de las  mujeres”. Jong ha explicado que Joy es una película “acerca de la soledad y el amor, sobre cómo se vive cuando se abre el corazón y qué ocurre cuando se cierra”.  También ha insistido en que “Joy es un personaje con un escudo impenetrable que observa que todos los que le rodean tienen lo que ella desea”.

Samira Maas, Coosje Smid y Dragan Bakema (Victor Nobel, Zwarte zwanen, Desenfreno) completan el reparto de una película cuya trama argumental no aporta nada nuevo. Al menos, Jong no ha estirado la cinta más de lo debido. Lo mejor, el mensaje que transmite, la importancia de la comunicación y que la fuerza debemos encontrarla en nosotros mismos y no en los demás.

Flamenco Flamenco ha iniciado su andadura con un lleno absoluto en el Teatro Lope de Vega. El célebre director Carlos Saura (Cría cuervos, Bodas de sangre, Carmen, Sevillanas, Flamenco, Iberia, Tango) ha reunido en este musical a un gran elenco de artistas que han actuado con “libertad absoluta”: Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Sara Baras, José Merced, Estrella Morente, Miguel Poveda, Israel Galván, FarruquitoSaura ha afirmado que está muy satisfecho con los artistas que aparecen, porque “poseen unos niveles insuperables”.

La película nos adentra, a través de todos estos artistas, en el flamenco, mostrando la evolución de los cantes, bailes y músicas. Saura ha explicado que este musical no se puede comparar a Flamenco. “Han pasado bastantes años y en el baile, especialmente, hay una revolución”. También ha insistido en que “el flamenco viene del pasado, está en el presente y se proyecta hacia el futuro”.

Una excelente elección de planos, un magnifico juego de luces y sombras y una gran escenografía caracterizan a esta proyección de gran calidad artística, que difundirá el flamenco a través del mundo. Saura opina que “el flamenco, sin dudarlo, debe ser Patrimonio de la Humanidad”. Otro gran trabajo de Saura y Vittorio Storaro, en su línea estética habitual, que utiliza como elemento estructural obras pictóricas relacionadas con el tema.

Quinto día de Festival. Miércoles 10 de noviembre

Parecía claro que el miércoles 10 iba a ser un día importante en esta edición del Festival. Porque a nadie se le escapa que Susanne Bier (Copenhague, 1960) es una directora muy prestigiosa. Su nueva película, después de la aventura americana que supuso Cosas que perdimos en el fuego, es En un mundo mejor. Y ha sido recibida con aplausos.

Black field, de Vardis Marinakis, ha sido la otra película de la Sección Oficial. Ambientada en el imperio otomano del siglo XV, cuenta la relación amorosa entre una monja, joven y confusa, y un soldado obligado a luchar contra su pueblo. Con esta película, Marikanis, nacido en Atenas y formado cinematográficamente en Londres, ha elegido un periodo histórico, escasamente conocido, y eso juega a favor de la cinta. Los actores protagonistas están bien, tanto Sofía Georgovassilli (Mavro Livadi) como Christos Passalis (Canino), y la historia juega con la ambigüedad sexual y asuntos que parecen pensados ahora y ambientados en el pasado. Hay una cuidada fotografía, premiada por la Academia de Cine de Grecia. Su director, de entrada, la ve como minoritaria y no como una película del gran público.

La directora danesa Susanne Bier, conocida por los títulos Después de la boda y El amor de mi vida, nos sorprende en esta ocasión, contando la vida de dos familias que se cruzan cuando comienza una peligrosa amistad entre sus hijos de diez años. A lo largo de la proyección, se mezclan dos mundos diferentes: Dinamarca y un campo de refugiados situado en África. De esta manera, Bier plantea la idea de si nuestra “avanzada” cultura es de verdad el modelo para un mundo mejor.

Mikael Persbrandt, galardonado con el Guldbaggen por Momentos inolvidables, de Jan Troell; Trine Dyrholm, actriz de títulos como En China comen perros y En tus manos, y Ulrich Thomsen, galardonado por Hermanos con la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián, se sumergen con una gran interpretación en este metraje que explora las limitaciones con las que nos encontramos al intentar controlar la sociedad y nuestras vidas personales. Bier ha explicado que desea que su público se haga preguntas al ver En un mundo mejor, “el público tiene una doble tarea: pasárselo bien y responder a esas cuestiones».

Desde luego, nos encontramos ante una buena cinta con un guión sobre la violencia y la venganza que Bier coescribe con Anders Thomas Jensen, con el que ya hizo el vigoroso libreto de Después de la boda. Seleccionada para representar a Dinamarca en los Oscar, como mejor película de habla no inglesa, En un mundo mejor es seria aspirante al premio gordo del Festival.

Cuarto día de Festival. Martes 9 de noviembre

Comienzan los días laborables y, como es razonable, el público del Festival disminuye. Aun así, todas las proyecciones mantienen un considerable número de espectadores.

The Poll diaries, de Chris Kraus, y Naufragio, de Pedro Aguilera, son las novedades de hoy en la Sección Oficial.

Kraus, el director de la exitosa película Cuatro minutos, presentada hace tres años en el Festival, vuelve con The Poll diaries. Se trata de un proyecto, en el que lleva trabajando veinte años, basado en las memorias de la autora alemana Oda Schaefer. La película describe la visita de Oda a una casa familiar de Estonia poco después del comienzo de la Primera Guerra Mundial. A lo largo del metraje, el espectador podrá observar cómo aumentan las disputas entre alemanes, rusos, lituanos y estonios.

Con esta película de elaborada fotografía, Kraus reivindica la calidad literaria de Schaefer, que “era tía abuela mía y por diferencias políticas entre los miembros de mi familia no me enteré hasta que ya tenía cierta edad”.

Naufragio es la segunda película del donostiarra de 32 años Pedro Aguilera, después de La influencia. Un inmigrante subsahariano, Robinson, llega a la costa almeriense. Una vez allí, decide adentrarse en la península. Al contrario de lo que pueda sugerir la sinopsis, Naufragio se ocupa más del viaje interior del protagonista que del asunto de la inmigración.

Aguilera, que fue ayudante de dirección en Batalla en el cielo e Intacto, ha intentado en su nueva película establecer cierto paralelismo con la novela Robinson Crusoe, una suerte de Robinson y Viernes: “todo partió del libro, pero cuando lo leí me decepcionó que no apareciese el conflicto interior de Viernes. Quería realizar una película en la que este personaje llevase a cabo una venganza”. Toma ya. Sería interesante hacer un estudio sobre las declaradas de los directores de las películas, igual me pongo.

Tercer día de Festival. Lunes 8 de noviembre

Entradas agotadas y salas llenas, buen ambiente en el tercer día del Festival. En Sección Oficial, Son of Babylon, de Mohamed Al-Daradji, y Tender son, de Kornél Mundruczó.

Son of Babylon cuenta el viaje un niño, Ahmed, y su abuela en búsqueda del padre de Ahmed, un militar que nunca volvió de la Guerra del Golfo. A través de este viaje iniciático de norte a sur del país, Al-Daradji, nacido en Irak en 1978, y formado cinematográficamente en Londres, describe de forma excelente la dura realidad vivida en Irak tras la caída de Saddam Hussein, con la guerra y la ocupación como telón de fondo. El director ha explicado cómo tras la película lanzaron la campaña «Los desaparecidos de Irak».

Dos personajes, muy diferentes y separados generacionalmente, protagonizan Son of Babilon: el chico lleno de esperanza y optimismo y la anciana envuelta por la impotencia y el dolor. Ambos actores, no profesionales, realizan a lo largo de todo el metraje una gran interpretación.

Una película interesante, con sentido del humor y un retrato cultural y sociológico nada desdeñable. Al-Daradji ha insistido en que el humor es muy importante en su país, «un humor negro, que nos ayude a superar el miedo y que nos haga reír tras la guerra». Las canciones tradicionales están muy presentes en una película que recibió dos premios no oficiales en la Berlinale (el de la Paz y el de Amnistia Internacional).

Tender son, de Kornél Mundruczó, adapta libremente el Frankestein de Mary Shelley. Un chico se rebela contra la sociedad que le ha creado. Conforme transcurre el guión, su padre, a quien no conocía en un principio, tiene más responsabilidad e influencia sobre él, creándose un vínculo inseparable entre ambos.

La cinta está bien rodada y su ritmo lento permite profundizar en las imágenes. Mundruczó ha insistido en que no quiere bombardear el cerebro y que el espacio tiene una importancia fundamental para él. La nieve es el telón de fondo, durante gran parte de la película, con un efecto hipnótico que le sienta bien a esta película húngara.

Segundo día de Festival. Domingo 7 de noviembre

Continúa el Festival con el mismo ambiente que el primer día, un público numeroso y una buena organización. En el día de hoy han sido dos las películas presentadas por la Sección Oficial: La mujer con la nariz rota de Srdjan Koljevic y The aviatrix of Kazbek de Ineke Smits.

The woman with a broken nose muestra a los espectadores tres historias protagonizadas por personas muy diferentes pero que poseen algo en común: la necesidad de superar una pérdida emocional. Un taxista inmigrante, una maestra venida a menos y una antigua estrella del rock, que ahora es farmacéutica, se unen en este mosaico en el que el director ha intentado reproducir de manera fiel las diferentes capas sociales que viven en la ciudad de Belgrado en la actualidad.

Con esta interesante película, Koljevic ha pretendido reflejar el efecto de la guerra de forma indirecta, «después de la guerra ha tenido lugar una onda expansiva que ha afectado a todos los habitantes de la antigua Yugoslavia. Mi película trata de cómo en mi país queremos superar las cicatrices del pasado». Para mostrar ese espíritu de superación, Koljevic ha rodado esta proyección desde un punto de vista optimista y esperanzador, añadiendo cierto atisbo de humor. Añadir que la fotografía cumple un papel positivo y primordial dentro de la proyección, mostrando una imagen muy particular de la ciudad, llena de nostalgia y belleza.

The aviatrix of Kazbek, de Ineke Smits, ha sido la elegida para presentar la sección «Wild Tulips», con la cual el Festival rendirá homenaje al cine holandés. En esta ocasión, Smits nos traslada a un episodio de la Segunda Guerra Mundial en Holanda. Un regimiento de soldados georgianos acude a la Isla de Texel, en donde una familia de granjeros los debe albergar. La única hija de esta familia, Marie, queda fascinada ante la llegada.

Una curiosa película, de cuidada fotografía y una narración interesante. Marie nos muestra un trágico episodio desde su particular perspectiva, soñadora e imaginativa, dándole un atisbo esperanzador. De esta manera, Smits ha conseguido su objetivo, «contar cómo en los momentos difíciles se utiliza la imaginación para superar la vida real».

Primer día del Festival. Sábado 6 de noviembre

Un año más, el Festival de Cine de Sevilla abre sus puertas con el fin de acercar a los espectadores las novedades cinematográficas europeas del momento. En esta edición, Mr. Nice de Bernard Rose ha sido la película encargada de inaugurar la Sección Oficial del Festival, una proyección que narra de manera enérgica la historia del traficante de estupefacientes Howard Marks.

Mr. Nice es una película que destaca, ante todo, por el reconocido y diverso reparto de intérpretes que posee: Rhys Ifans, Chloë Sevigny y David Thewlis junto a los nacionales Luis Tosar y Elsa Pataki. Todos ellos se han sumergido de lleno en un guión, quizás demasiado extenso, pero que consigue describir, detalladamente, 35 años de la vida de Marks y su paso por 12 países diferentes. Rose ha afirmado que la historia le interesó desde el primer momento, «muestra el mercado negro de estupefacientes que ha tenido lugar en la segunda mitad del siglo XX, y cómo éste ha financiado determinadas organizaciones terroristas».

María Cano
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete