Spielberg y Jackson llevarán a Tintín a la gran pantalla en tres dimensiones

Ambos han firmado un acuerdo para dirigir y producir una trilogía de películas en tres dimensiones (3-D) sobre Tintín, el héroe del cómic belga, para la Paramount Dreamworks

Spielberg y Jackson llevarán a Tintín a la gran pantalla en tres dimensiones
Spielberg y Jackson llevarán a Tintín a la gran pantalla en tres dimensiones

Spielberg y Jackson llevarán a Tintín a la gran pantalla en tres dimensiones

Steven Spielberg, un declarado apasionado de Tintín, tras luchar durante años por los derechos para adaptar los cómics de este personaje, ha conseguido por fin junto a su socia Kathleen Kennedy su objetivo. Una vez asegurados parte de esos derechos empezaron a colaborar con Peter Jackson, otro fan de las aventuras del reportero y de sus compañeros habituales, como el perro Milú y el Capitán Haddock.

«Los personajes de Hergé han renacido como seres vivientes, expresando emociones y un alma que va mucho más allá de lo que hemos visto hasta ahora con personajes animados por ordenador», ha declarado Spielberg a Variety alabando el proceso de creación de Jackson, similar al que usó para dar vida a Gollum en El Señor de los Anillos. «Queremos que las aventuras de Tintín tengan la realidad de una película de acción, pero Peter y yo sentíamos que rodarla de forma tradicional con actores simplemente no honraría el aspecto distintivo de los personajes y el mundo que Hergé creó». Jackson ha explicado también su visión: «Vamos a hacer que sean fotorrealistas: las fibras de sus ropas, los poros de la piel, cada pelo… Se ven exactamente como gente real… gente real de Hergé».

Para ello, los aclamados directores utilizarán la técnica del 3-D. Una técnica que surgió a principios de los años 50, pero no llegaron a tener éxito debido a una serie de dificultades tecnológicas: molestias en la visión de los espectadores, y la falta de atractivo de los filmes hicieron que quedaran al margen de la industria. La nueva versión de películas en 3-D exige también que el espectador se ponga unas gafas.

Para proyectar las nuevas películas en 3-D se necesita un proyector digital, lo cual limita su difusión ya que los exhibidores son reticentes por el coste que supone adquirir estos nuevos proyectores. De hecho, en EE.UU., la proyección digital está instalada solo en 2.300 salas de los 27.000 cines del país, y la proyección en 3-D solo en 700 salas.

En el ambiente de Hollywood hay un nuevo interés por la tecnología en 3-D. Dreamworks Animation ha anunciado que a partir de ahora todos sus filmes serán filmados en 3-D. Jeffrey Katzenberg, director ejecutivo de Dream Works Animation, predice que, a partir de 2009, «un porcentaje significativo de las grandes películas se filmarán y exhibirán en 3-D».

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año