Goyas 2014: Gana Trueba que se impone en los Premios

Las brujas de Zugarramurdi
Las brujas de Zugarramurdi

Goyas 2014: El buenrollismo de Trueba se impone en los Premios y en la Gala

Goyas 2014: La película de David Trueba logra 6 de los 7 premios a los que aspiraba. Las brujas de Álex de la Iglesia se llevan 8.

Una Gala más bien descafeinada. Algunos lo comentaban en la alfombra roja. Lo único noticiable era la ausencia de Wert y la noticia no era nueva. La presentación de Manel Fuentes,  pesada y reiterativa, con aire vintage por no decir anaftalinado. Desde el cine del destape a Tejero, la referencia humorística más reciente tenía más de treinta años. Lo único contemporáneo eran, precisamente, las referencias a la ausencia del ministro, tan constantes que hacían pensar que, si Wert llega a estar, les hunde el guión por completo. Los vídeos, con Manel metido en las películas nominadas, sin gracia ninguna, y el número musical mejor ni lo mentamos porque más de uno tuvo la impresión de asistir a una representación escolar.

- Anuncio -

En definitiva, que la Gala, desde esta perspectiva -una perspectiva importante porque para mucha gente la Gala es el escaparate del cine español- fue un desastre.

Otra cosa es el palmarés, bastante ajustado e incluso -para algunos que temían que los académicos se pusieran a votar en plan desconcertante y arrasara La herida– justo. Al final, ganó el sentido común y las películas más premiadas fueron Las brujas de Zugarramurdi -que se llevó 8 Goyas, casi todos técnicos- y Vivir es fácil con los ojos cerrados, que se llevó seis galardones, casi todos “importantes”. Para La gran familia española hubo dos premios de consolación -mejor canción y actor de reparto, para Roberto Álamo–  otros dos para La herida –mejor actriz y mejor director revelación- uno para Caníbal -fotografía- y otro para Stockholm -mejor actor revelación-. 15 años y un día fue la gran perdedora pues -como se preveía- se fue de vacío.

Con la Gala en caída libre, los mejores momentos los protagonizaron los ganadores, o al menos algunos de ellos. Emotivo fue el momento en el que Terele Pávez recogió el Goya o el que una emocionada Natalia de Molina (actriz revelación) apenas pudo contener las lágrimas, también se emocionó Javier Cámara quien, por fin, después de 6 nominaciones conseguía un Goya e incluso el director de la Academia, Enrique González Macho, que pronunció un discurso sereno y contundente con sabor a despedida y que terminó pidiendo perdón por lo que no ha podido o no ha sabido hacer.

Pero, sin duda, el gran protagonista de la noche fue David Trueba que, además de llevarse seis potentes Goyas – mejor película, director, guión original, música, mejor actriz revelación y mejor actor- pronunció uno de los mejores discursos de la noche.

Después de repetir -como hizo en la entrega de los premios CEC donde ya resultó ganador- que, al ser del Atlético de Madrid, está acostumbrado a perder y no se esperaba ganar, tuvo palabras positivas para todos: para el resto de los nominados, para los profesores, para los madrileños, almerienses y catalanes y para las personas de los diferentes partidos políticos porque, añadió, en el mundo del cine hay personas de todas las tendencias. Un discurso unificador y positivo que se agradecía especialmente en una Gala en el que el recurso fácil a la -inexcusable- ausencia de un ministro había secado el cerebro a demasiados.

Goyas 2014: Lista completa de premiados
Goyas 2014: Gana Trueba
Goyas 2014: Gana Trueba
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año