Crítica El hilo invisible

Crítica El hilo invisible

Crítica El hilo invisible | Ana Sánchez de la Nieta, crítico y subdirectora de FilaSiete, nos da su primera impresión de El hilo invisible, el nuevo trabajo de Paul Thomas Anderson, protagonizado por Daniel Day-Lewis, que se estrena hoy viernes 2 de febrero.

Con 6 nominaciones -mejor pelí­cu­la, director, actor, actriz de repar­to, vestuario y banda sonora- a los Os­car, la última película del realizador Paul Thomas Anderson (Pozos de ambición, The Master, Puro vicio) es, sin duda, uno de los títulos del año.

Al final, El hilo invisible es una pe­lícula que -como los buenos vesti­dos- consta de muchas capas. Por una parte, la cinta es un bellísimo do­cumental sobre el mundo de la mo­da en el Londres de 1950. El diseñador de vestuario Mark Bridges (The Artist) ha hecho una maravillo­sa labor de reconstrucción de una época y ha diseñado además 50 ves­tidos exclusivos para la pelícu­la (An­derson no quería alquilar ni pe­dir­los a museos: quiso crearlos des­de cero).

Y como dice De la Nieta «el cineasta californiano se ha em­peñado a fondo y ha rodado una pie­za de alta costura. Con tiempo por delante. Con los mejores materiales. Una obra mimada al mínimo de­talle».

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año