Viudas, de Steve McQueen

Viudas, de Steve McQueen

Ana Sánchez de la Nieta, crítico y subdirectora de FilaSiete, nos da su primera impresión de Viudas, la nueva película de Steve McQueen (12 años de esclavitud), protagonizada por, entre otros intérpretes, Viola Davis, Michelle Rodriguez, Elizabeth Debicki, Cynthia Erivo, Colin Farrell, Robert Duvall y Liam Neeson, que se estrena en las salas españolas hoy viernes 30 de noviembre.

Como explica Alberto Fijo, el guion original es bueno y Steve McQueen sabe leerlo pa­ra llevarlo a su terreno, incluyendo una reivindicación in­teligente de la normalización de la convivencia interracial. Tiene mucho mérito que en ningún momento nos per­damos en una historia enrevesada con tantos per­so­najes. Viola Davis, Michelle Rodriguez, Eliza­beth De­bicki y Brian Tyree Henry conducen la trama con ta­lento y McQueen mima cada secuencia en la que apa­re­cen como el gran director de actores que es. Robert Du­vall, Colin Farrell, Liam Neeson y Daniel Kaluuya es­tán estupendos y consiguen dar mucho miedo, imprimiendo al relato el desasosiego que tenía Perdida (Gone Girl), escrita por Gillian Flynn, autora -junto al propio McQueen– del guion adaptado de Viudas.

El encaje de las piezas y los giros sorprendentes hasta el logrado clímax podrían funcionar regular, pero no. Y es algo difícil, muy difícil de conseguir. Tiene mucho que ver la gran calidad de la fotografía, el montaje y la mú­sica.

Y donde actrices son maravillosas y forman un grupo de enor­me atractivo al que se acercan personajes masculinos con pequeños papeles que protagonizan subtramas bre­ves de muchísimo interés, porque conforman un cuadro desolador de Chicago, en el que las relaciones entre el crimen organizado y la política municipal tiene como mar­co unas elecciones.

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete