BSO: 12 años de esclavitud

· Hans Zimmer (Frankfurt, 1957) es uno de los grandes compositores del cine actual.

Probablemente el más prolífico e influyente desde que John Williams dejó de ser lo que era. Sin embargo es un autor algo maltratado por la prensa y los grandes premios. 

Ha sido nueve veces nominado a los Oscar y sólo ha obtenido una vez la preciada estatuilla, algo parecido a lo que le ha sucedido en los Globos de Oro (ha ganado 2 de 11 nominaciones).

Este dato resulta grotesco si tenemos en cuenta que ha compuesto 160 bandas sonoras en 30 años de carrera, algunas de ellas tan imponentes como Rain Man, Thelma & Louise, La fuerza de uno, Toys, Amor a quemarropa, El rey león, La delgada línea roja, El príncipe de Egipto, Piratas del Caribe, El caballero oscuro y, sobre todo, Gladiator.

Con esta última película no logró el Oscar (lo hizo con El Rey León), pero marcó un estilo muy imitado por otros compositores (La fuerza de la venganza, Robin Hood) y también por él mismo. Sólo hay que ver la cercanía entre la música que Zimmer compuso para El hombre de acero, y la melodía interpretada por la australiana Lisa Gerrard en Gladiator.

Quizás por estos motivos el compositor alemán ha decidido romper con las inercias musicales que le estaban convirtiendo en un artista con exceso de trabajo y carencia de nuevas ideas. En los últimos meses ha ofrecido varios bandas sonoras anónimas (El llanero solitario, Cuento de invierno o Mr. Morgan´s Last Love) y dos muy personales: Rush y 12 años de esclavitud, ganadora del Oscar a la mejor película.

El director de Steve McQueen ha sabido trabajar con Zimmer dándole una gran responsabilidad, ya que la música es uno de los pocos descansos emocionales que tiene el espectador en una película durísima. El compositor alemán abandona la grandilocuencia habitual de sus películas para ofrecer melodías susurradas que reflejan la intimidad maltratada de un ser humano que pierde la libertad y la dignidad. El tema Solomon es el más representativo en este sentido, con una música de cuerda de intenso dramatismo muy sutil. Esta melodía se utiliza en momentos muy concretos, sorprendiendo al espectador, especialmente en el último tramo de la película.

Como es lógico la música incluye varios blues entonados durante los trabajos forzados en las calurosas recogidas de algodón. Los más sugerentes son Roll Jordan Roll interpretados entre otros por el protagonista de la película Chiwetel Ejiofor, y el clásico My Lord Sunshine que lidera David Hughey. En contraste con estos temas, también podemos escuchar la elegante melodía en violín interpretada por Tim Fain y Nicholas Britell titulada Devil´s Dream que representa la vida acomodada y perdida, un sueño veloz que se escapa en un instante.

La banda sonora comercializada de la película también contiene varias canciones de figuras tan importantes del blues y el rock como Alicia Keys, Laura Mvula, Chris Cornell, John Legend o el grupo Alabama Shakes. Algunos de estos temas no están incluidas en la película.

Autor: Hans Zimmer Sello: Columbia Duración: 46 min. Precio: 14,99 euros

Claudio Sánchez