Inicio Noticias BSO Cine BSO: Detrás de las paredes

BSO: Detrás de las paredes

John Debney (California, 1956) es un com­positor y director de or­questa reconocido principalmente por la música de La Pa­sión de Cristo. Su composición fue candidata al Oscar en 2005, que finalmente obtu­vo la maravillosa partitura de Jan A. P. Kacz­ma­rek pa­ra Des­cu­briendo nunca jamás. Es difícil recor­dar una escena de la obra maes­tra de Gib­son sin que venga a la memoria la ban­da sonora de Debney.

La carrera de este compositor norteameri­cano no ha estado ni mu­cho menos al nivel de la película de Gibson. Predators, Iron Man 2, Hannah Montana: La película, o Atrapado en un pirado son al­gunas de las «joyas» en las que ha trabajado después de ha­cer la que probablemente sea una de las me­jores bandas sonoras de una película sobre el cristianismo, junto con la de Mau­ri­ce Ja­rre en Jesús de Nazareth y la de Ennio Morricone en La misión.

- Anuncio -

En Detrás de las paredes todo apuntaba a que la película mere­cía la pena. Un buen di­rector (Jim Sheridan, que por cierto pidió que le retirasen de los créditos de la pelí­cula) y buenos actores (Daniel Craig, Ra­chel Weisz y Naomi Watts). Pero si el guión y el montaje son un horror hay poco que hacer. De cualquier manera, el trabajo de Debney es muy bueno, uno de los más lo­grados desde que James Newton Howard com­pusiese la ban­da sonora de El bosque. En una película desconcertante que no se sa­be de dónde viene y adónde va, Debney con­sigue guiar al espectador para que no se pier­da.

Además de los clásicos temas de tensión, Deb­ney da una mayor pro­fundidad a la histo­ria con instrumentos como el violonche­lo, el obóe y la combinación armónica de xi­lófo­no y piano. Con­sigue así matices dramá­ti­cos con ecos nostálgicos (la película de­bía tra­tar de eso, de la necesidad de recu­perar la paternidad co­mo un va­lor esencial en la vi­da, sin embargo esto queda dilui­do en la de­sordenada maraña argumental).

Especialmente sugerente es el uso de voces infantiles en el te­ma central Dream house con el que abre y cierra la película, con un aire de mágico y tierno cuento de ha­das. Con la delicadeza que tiene es­ta partitura, Deb­ney potencia el discurso sobre la infan­cia perdi­da.

Claudio Sánchez

 Autor: John Debney  Sello: Varese Sarabande  Duración: 56 min.  Precio: 14,99 €