BSO: Robin Hood

0
706

Ridley Scott le debe mucho a los composi­tores de la música de sus películas. El grie­go Vangelis (Blade runner y 1492, la con­quista del paraíso), el norteamericano Je­rry Golds­mith (Alien, el octavo pasajero) y, sobre todo, el alemán Hans Zimmer (Thel­ma y Louise, Black rain, Gla­dia­tor) han sido sus principales colaboradores.

Un discípulo de Zimmer, el también alemán Marc Strei­ten­feld, ha firmado la parti­tura de las cuatro últimas pelí­culas de Scott: Un buen año, American gangster, Red de men­tiras y Robin Hood.

La sombra de Zimmer es muy alarga­da y el trabajo de Streitenfeld no es muy allá. Resulta evidente (y, llame­mos a las cosas por su nombre, empobrecedor) la simili­tud entre los temas musicales asociados al per­sonaje de Ma­rian (Cate Blanchett) y las me­lodías vocales de Lisa Ge­rrard en Gla­dia­tor.

Se echa de menos la personalidad de Mi­chael Kamen (con la puntual y valiosa ayu­da de Bryan Adams) en la mú­sica de Ro­bin Hood, príncipe de los ladrones protago­niza­da por Kevin Costner en 1991.

En otros cortes como Robin speak (acompa­ña a una esce­na simétrica a la del monólo­go de William Wallace en Bra­veheart), uno en­vidia la intensidad vibrante de James Hor­­ner.

Es interesante el uso de gaitas y flautas en Planting the fields y Merry men, junto con el misticismo bucólico que des­prende el ar­mónico Sherwood Forest.

Streitenfeld, instalado en Los Ángeles des­de los 19 años, ha hecho el mejor trabajo de su carrera con una logra­da melodía cen­tral que se repite con algunas variaciones a lo largo de la película (Destiny, Pact sworn o Killing water), y que llega a su consu­mación en los títulos de crédi­to, que, co­mo algunas veces ocurre, contienen la mejor música de la película.

Claudio Sánchez

AUTOR: Marc Streitenfeld COMPAÑÍA: Original Motion Picture Soundrtrack PRECIO: 16,22 €