BSO: De dioses y hombres

Gran Premio del Jurado en el último Fes­tival de Cannes, ganadora de tres César (pe­lícula, fotografía y actor secundario), me­jor película en lengua no inglesa en los Na­tional Board of Review Awards y en los Lon­don Critics Circle Film Awards, De dioses y hombres forma parte de esa larga lista de misterios sin resolver. ¿Por qué una pe­lícula así ha podido ser ignorada en los Os­car y en los Globos de Oro? Nunca lo sabre­mos. Pocas veces, ateos, agnósticos y cre­yentes se han puesto tan de acuerdo en considerar una película como obra maes­tra.

La banda sonora es un compendio de la ri­queza musical de la liturgia católica, que en la película se presenta como un con­sistente asidero al que los monjes recu­rren para acudir a Dios, a la Virgen y a los Santos. El destacado silencio de la vida mo­nástica se interrumpe con la piedad lírica del Sal­ve Regina, Notre Pere o Voici La Nuit.

Resulta especialmente emocionante el uso de El lago de los cisnes de Tchai­kovs­ki en una de las escenas más emocionantes de la película. La música resume la espe­ranza y el miedo, la fe y la duda que sien­ten los monjes ante la amenaza del mar­tirio. Una manera muy sutil de expresar lo inexpresable: dejar que la música no imponga los sentimientos y las ideas, si­no que mueva a la libre emoción reflexiva del espectador. Así lo entiende uno de los críticos más importantes de nuestro país, Carlos Boyero, que señala que «Beau­vois cuenta admirablemente, no ha­ce trampas en esta fábula moral, no fuer­za el sentimentalismo. Sales conmovido con la historia de estos religiosos. Pa­la­bra de agnóstico».

Autor: Coro Monástico Cour de Dieu. Sello: Because Music. Duración: 32 min.