Alarma en el expreso (The Lady Vanishes): Interesante y amena

Alarma en el expreso (The Lady Vanishes) | En 1938, Iris, joven de clase alta termina un viaje por Europa y se dispone a regresar para casarse. La desaparición de una anciana, compañera de viaje, le pone en contacto con un joven músico.

Resulta muy interesante el periodo inglés de la filmografía de Hitch (1899-1980), entre 1922 y 1939. Basta ver esta amenísima película, llena de vitalidad y jocoso romanticismo, para suscribir esta premisa. La historia empieza en un albergue de montaña centroeuropeo donde unos pasajeros ingleses se refugian en una tormenta. Luego continúa a toda máquina (porque la acción tiene lugar en un tren) durante todo el metraje. Una vivaracha y atractiva Margaret Lockwood y un muy simpático Michael Redgrave son la pareja protagonista de una cinta que, como casi todas las del director británico, tratan de cómo se aman un hombre y una mujer en apariencia antagónicos superando juntos obstáculos y pruebas sofisticadas.

Después de ver The Lady Vanishes es más fácil comprender lo que vendría después: el brillante periodo norteamericano (1940-1976), de Rebeca a Family Plot, una treintena de títulos que incluyen una docena de obras maestras de uno de los grandes, que -menuda paradoja- por gustar tanto al público tuvo que esperar muchos años para ser apreciado como autor.

Ficha Técnica

  • País: Reino Unido (The Lady Vanishes, 1938)
  • Fotografía: Jack E. Cox
  • Montaje: R.E. Dearing
  • Música: Louis Levy
  • Duración: 97 min.
  • Distribuidora: Filmax
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete