Camino de Santa Fe

Michael Curtiz, cuyo nombre era realmente Mihály Kertész, nació en Budapest en 1886, y murió en Hollywood. Curtiz empezó su carrera cinematográfica como actor en su país natal en el año 1912. La última película que dirigió, Los comancheros, es de 1961. Ganador del Oscar al mejor director en 1944 (Casablanca), Curtiz fue uno de esos grandes directores-artesanos fichados por los grandes estudios de Hollywood. Camino de Santa Fe es la película número 50 de un director prolífico e infatigable, con 95 largometrajes en su haber. Curtiz contó con una de las parejas más carismáticas del cine norteamericano, formada por el australiano Errol Flynn y Olivia de Haviland (nacida en Japón pero establecida en California desde los tres años con su hermana, Joan Fontaine, un año menor). Olivia y Joan siguen vivas, con 89 y 88 años respectivamente. Flynnde Havilland hicieron pareja en otros dos títulos célebres, Robin de los bosques (1938) y Murieron con las botas puestas (1941). En Camino de Santa Fe brilla la música de uno de los grandes compositores de la historia del cine, el vienés Max Steiner (1888-1971).

La historia empieza en West Point en 1854, donde se conocen dos tenientes, Jeb Stewart (Errol Flynn) y George Custer (Ronald Reagan). Para combatir al abolicionista Jon Brown, Stewart y Custer se hacen amigos. Tras un sangriento enfrentamiento con Brown y su banda, el ejército decide que Brown ha de ser capturado vivo o muerto. La cinta está narrada con el pulso firme, la acción trepidante, el romanticismo y el sentido del humor que caracterizan todas las obras de la entente FlynnCurtiz-Warner Bros. Sigue maravillando la brillante dirección de Curtiz y su claridad narrativa.

Victoriano Rubio