Cuentos de Tokio: Hundura y sencillez

Cuentos de Tokio | La sencillez de esta película circular es compatible con una gran hon­dura en el retrato de unos personajes que conforman un fresco vivo y va­riado del Japón de la posguerra.

Un matrimonio anciano acude a vi­sitar a sus dos hijos ya casados que viven en Tokio. Allí vive también la viuda de otro hijo, una mu­jer joven que les trata con gran de­ferencia.

La sencillez de esta película circular es compatible con una gran hon­dura en el retrato, afectuoso y compasivo, de unos personajes que conforman un fresco vivo y va­riado del Japón de la posguerra. Ve­mos los cambios que se van introduciendo en la educación, los mo­delos de conducta, las relaciones padres-hijos y el equilibro vi­da laboral-vida familiar.

Ozu (1903-1963) se inició muy jo­ven en la industria del cine co­mo ayudante de fotografía. Cuan­do empieza a dirigir se muestra co­mo un realizador muy cuidado­so, amigo de un cine sin sobresaltos pero capaz de lograr situaciones de gran hondura dramática, un poco al estilo de John Ford en Estados Unidos.

Hizo famoso un plano en el que la cámara adopta la posición de una persona acuclillada sobre un tatami. Sus campos-contracampos de 180º evitan travellings y panorámicas que restarían intimidad al re­lato.

Fue el primer cineasta que ingresó en la Academia Japonesa de las Artes. Fuera de Japón es conocido a partir de los años 70. La influencia de Ozu ha sido muy gran­de en el cine de autor europeo y norteamericano. En 2008, Hirokazu Koreeda estrenó Still walking, donde Ozu está muy presen­te.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Yushun Atsuta
  • Montaje: Yoshiyasu Hamamura
  • Música: Takinori Saito
  • País: Japón
  • Año: 1953
  • Distribuidora DVD: DeAPlaneta-SAV
  • Duración: 136 min.
  • Público adecuado: +16 años

Tokyo monogatari

Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor