El hombre que mató a Liberty Valance: Obra maestra del western

El hombre que mató a Liberty Valance | John Wayne y Vera Miles, dos ac­tores maravillosos, se ponen en las manos de Ford para entrar en un territorio que pocos directores lo­gran pisar, el del mito.

Todos hemos querido ser Tom Doniphon o, al menos, amigos suyos: el pistolero, duro e implacable, redi­mido del odio por el amor a una chi­ca sencilla que trabaja en una ca­sa de comidas.

John Wayne y Vera Miles, dos ac­tores maravillosos, se ponen en las manos de Ford para entrar en un territorio que pocos directores lo­gran pisar, el del mito.

Cuando se vuel­ve a ver esta cinta imperial de 1962 se entiende que Ford es punto y aparte.

James Stewart está inconmensurable, con una capacidad de generar empatía sencillamente milagrosa. Y también tenemos la per­versión de Lee Marvin, encarnando a un forajido psicótico que pro­tagoniza en la taberna una de las secuencias más estudiadas del ci­ne norteamericano. Y esa mujer ena­morada con un cactus en la ma­no. Y Wayne, en medio, sabiendo que su mundo se viene abajo.

Los guionistas ya le escribieron a Ford otra de sus obras maestras, Sargento ne­gro. James Warner Bellah es el autor de los tres relatos que, adaptados por otros guionistas, conforman la célebre trilogía de la Ca­ballería: Ford Apache, La legión invencible y Río Grande.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (The Man who shot Liberty Valance), 1962
  • Fotografía: William H. Clothier
  • Montaje: Otho Lovering
  • Música: Cyril Mockridge
  • Distribuidora DVD: Paramount
  • Duración: 118 min.
  • Público adecuado: +12 años
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor