· 80 años después, la película sigue viva y con excelente salud. Esta edición especial incluye más de 6 horas de extras de gran valor documental.

magodeozporThe Wizard of Of País/Año: EE.UU., 1939 Di­rección: Víctor Fleming Guion: Florence Ryerson, Edgar Allan Wolf Fotografía: Harold Rosson Mon­taje: Blanche Sewell Música: Herbert Stothart Intérpretes: Judy Garland, Frank Morgan, Ray Bolger, Bert Lahr, Jack Haley Duración: 101 min. Dis­tri­bui­do­ra DVD: Warner Público adecuado: Todos

En 1939, 85 millones de estadounidenses iban al cine… ¡semanalmente! En la cartelera coincidían Lo que el vien­to se llevó, Cumbres borrascosas, Ca­ballero sin espada, La diligencia, Ni­notch­ka, La regla del juego, Amarga victoria, Tierra de audaces o Unión Pa­cí­fi­co. Enton­ces Lubistch, Wilder, De Mille, Ford, Ca­pra y Wyler trabajaban para gen­te como Ma­yer o Selznick. En este año se estrena una película que revolucionará el cine de fantasía.

80 años después la película sigue viva y con excelente salud. Esta edición especial incluye más de 6 horas de extras de gran valor documental: una muestra más de có­mo los norteamericanos cuidan los hitos de su cultura audiovisual. Casi todos los as­pectos técnicos de la película tienen un apartado especial en el documental de más de una hora sobre el rodaje de la pe­lí­cula. Destacan la elaboración de los efec­tos especiales y la creación del mundo de Oz, un verdadero alar­de que aún hoy sorprende por su inventiva y capacidad crea­tiva.

No se esconden los numerosísimos problemas que tuvo la película durante un ro­daje en el que desfilaron hasta cinco directores y catorce guionistas distintos. La actriz que interpreta a la bruja maligna es­tuvo a punto de pasar a mejor vida por un incendio provocado por unos efectos es­peciales. Fleming alternó el rodaje con el de otra “peliculita” titulada Lo que el viento se llevó. La canción ganadora del Os­car, Over the rainbow, estuvo a punto de ser suprimida por considerar que ralentizaba demasiado la acción. Etc, etc. La cin­ta ha sido remasterizada, consiguiendo recuperar la calidad visual que había perdido con el paso del tiempo sin añadir nin­gún efecto adicional.

Claudio Sánchez