Encadenados

Como bien explicó Truffaut en "El cine según Hitch­cock", Encadenados es un modelo de construcción de guión (se llevó el Oscar), el máximo de efectos con el mínimo de elementos

Encadenados
Encadenados

Encadenados es la elegancia de la cámara abriendo la mano de Bergman, la incertidumbre de la presentación de Cary Grant, la suspensión del tiempo en el eterno beso…

Encadenados: Entre el amor y el deber

1945, bomba atómica en Hiroshima. Un año antes, los productores de Hitchcock rechazaban el guión de En­cade­na­dos porque el motor del filme (el macguffin) era inverosímil: una muestra de uranio para fabricar una bomba atómica. Eso sólo se le podía ocurrir al mismo hombre que recortaba las crónicas criminales del dominical News of the world.

- Anuncio -

Y es que cualquier pretexto valía para rodar su fascinación por el crimen. En este caso, el conflicto entre el amor y el deber (del servicio de inteligencia americano) nos embarca en Encadenados, «un modelo de construcción de guión (se llevó el Oscar), el máximo de efectos con el mínimo de elementos» (Truffaut, F., El cine según Hitch­cock). Dos de ellos revelan su huella y su genialidad: uno es el malentendido por la embriaguez de Ingrid Bergman (que resulta ser envenenamiento,) y el otro lo explica Truffaut: los malos «dan miedo, y sin embargo sentimos que ellos tienen miedo también» (como cuando Alex acude a su madre como un niño pequeño). Pero este incansable inventor de obras maestras, este dibujante de formas y creador de climas, siempre colocó la imagen por delante de la palabra. Es su forma de manipular al espectador, de atraparle desde el primer fotograma.

Encadenados es la elegancia de la cámara abriendo la mano de Bergman, la incertidumbre de la presentación de Cary Grant, la suspensión del tiempo en el eterno beso, los juegos de miradas por la composición de planos de Ted Tetzlaff; es el ritmo que mantiene el montador Warth para incrementar la intensidad dramática. Y la guinda del pastel: el reparto. La estatura de Claude Rains (Casablanca), la borrachera de Ingrid Bergman (un buen título original, Notorius, mala fama), y el orgullo de amor de un agente americano encarnado en Cary Grant.


Encadenados

Notorious (1946) País: EE.UU. Dirección: Alfred Hitchcock Guion: A. Hitchcock, Ben Hecht Fotografía: Ted Tetzlaff Montaje: Theron Warth Música: Roy Webb Intérpretes: Cary Grant, Ingrid Bergman, Claude Rains, Louis Calhern, Leopoldine Konstantin, Reinhold Schünzel, Moroni Olsen, Ivan Triesault, Alex Minotis, Wally Brown, Duración: 101 min. Distribuidora DVD: Filmax Público adecuado: +16 años

Ficha Técnica

    Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año