La guerra de las galaxias: Una revolución en el cine

La guerra de las Galaxias | El Imperio domina la galaxia con mano de hierro, pero la Alianza Rebelde no se da por vencida. Un joven granjero inicia una aventura llena de peligros.

El bien y el mal, el blanco y el negro, la forja del héroe, el viaje iniciático, la chica que hay que rescatar, el sinvergüenza de buen corazón, la mascota, persecuciones, disparos, caídas, entrega de medallas… Todos los elementos clásicos del cine de aventuras, redescubiertos por un director barbudo de 33 años, amigo de Coppola y Spielberg. Fundador de Industrial Light & Magic, el californiano Lucas esperó a tener una ingeniería de sonido revolucionaria (el célebre THX) y un desarrollo de efectos visuales que le permitiesen hacer un western galáctico, muy clásico y a la vez revolucionario.

Quien asistiese al estreno de La Guerra de las Galaxias seguro que no lo ha olvidado: las grandes letras llenando la pantalla, el crucero imperial persiguiendo a la nave rebelde… En 1977 empieza una gran revolución en el cine: la mejora exponencial del sonido, tanto en el registro y la edición como en la reproducción en sala. Todo eso se debe a Lucas que, por otra parte, resultó ser un director bastante malo, tanto que a uno le cuesta creer que dirigiese una película tan buena.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Star Wars), 1977
  • Fotografía: Gilbert Taylor
  • Montaje: Richard Chew, Paul Hirsch, Marcia Lucas
  • Música: John Williams
  • Distribuidora DVD: Fox
  • Duración: 125 min.
  • Público adecuado: +12 años
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor