La jungla de asfalto: Cine policiaco estilo Huston

Un hombre se pasea por calles casi desiertas evitando ser visto por la policía que patrulla la ciudad; llega a un bar donde el dueño consiente esconder el arma que lle­va, justo antes de que una pareja de la policía lo detenga. Un hombre recién salido de la cárcel acude a un lo­cal de apuestas y pregunta por su propietario, tiene al­go que pedir y algo que ofrecer. Un policía acepta un so­borno. Un abogado elegante, aburrido de su mujer, se interesa demasiado por una joven encantadora… Un te­nue hilo relaciona a cada uno de los personajes que si­gue la cámara de Huston hasta que todos convergen y pre­paran el golpe perfecto.

La jungla de asfalto está basada en una novela de W.R. Burnett, uno de los grandes de la novela negra, recordado por Little Caesar, llevada a la pantalla en 1931. Cuen­ta la historia de un robo, y es una de las primeras películas que tratan casi por completo de un delito, explicando con detalle la planificación y la ejecución. John Huston parte de una historia de género del tipo «crime does not pay» y, dentro del cine policiaco, crea un subgénero que no ha dejado de ser imitado desde entonces. En primer lugar viene la formación del equipo, la presentación de una serie de personajes que, a pesar de ser turbios, ganan la simpatía del espectador. Y, en se­gun­do lugar, la presentación minuciosa del robo, técni­ca­mente impecable. Este modelo se ha repetido hasta la sa­ciedad y ha propiciado algunas obras maestras como Atraco perfecto (Kubrick, 1956) que se convierte en una fá­bula sobre la fatalidad, y/o -en tono de comedia- La cua­drilla de los once (Lewis Milestone, 1960), que simpatiza tanto con los ladrones que no se atreve a castigarlos. Un gran remake, Ocean’s Eleven (Soderbergh, 2001), exalta a esos ladrones.

- Anuncio -

John Huston no solo inventa (o casi) el género, sino que consigue una de sus mejores películas, fundamental­men­te por el tratamiento que da a los miembros de ese equi­po, consiguiendo una cumplida obra coral: el pistolero que sueña con volver a su granja; el experto en cajas fuertes que solo quiere vivir tranquilo con su mujer e hijos; el «enlace» amable y leal con los suyos… todos son tridimensionales; no hay estereotipos. Además, es lla­mativa la facilidad con que los presenta y la simpatía que consiguen despertar en el público, sin ser condescendiente. Los elementos negativos son, en realidad, el po­licía corrupto y el abogado traidor.

Cuenta Huston con un magnífico plantel de veteranos, junto a los que presenta a una muy joven Marilyn Monroe con un papel mínimo pero difícil de olvidar.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Harold Rosson
  • Montaje: George Boemler
  • Música: Miklós Rózsa
  • País: EE.UU. (The Asphalt Jungle), 1950
  • Duración: 108 min.
  • Distribuidora en España: Movistar+
  • Público adecuado: +12 años
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.