La mujer pantera: Obra sublime de Tourneur

Tourneur firma una película de altas miras que, con 75 años a sus espaldas, nos sigue enseñando cosas hoy día.

«Absolutely amazing» dicen -con mucha razón- los críticos norteamericanos, agotando calificativos para esta película sublime, una cinta de pequeño presupuesto, un serie B de la RKO, con un guion de un primerizo. El francés Tourneur (1904-1977) es uno de los grandes cuando se trata de hacer realidad una leyenda, y es el mejor cuando se trata de hacerlo con dos duros (vean Retorno al pasado o Yo anduve con un zombie).

En este caso, en La mujer pantera asistimos a los padecimientos de una joven serbia (la gatuna Simone Simon, modelo y actriz francesa que el gran Nicholas Musuraca, operador habitual de Tourneur, fotografía de manera inolvidable) que vive en Nueva York, donde trabaja como diseñadora de moda, pero no por eso se libra de una ancestral maldición que le impedirá amar y ser amada.

Una de esas películas para ver una vez al año, porque siempre se aprenden cosas. Sus 73 minutos son una lección magistral de cómo hacer fanta-terror exquisito sin necesidad de trajes raros ni decorados exóticos ni casquería. La secuencia en la tienda de animales o la que tiene lugar en una piscina son el puro arte de la sugerencia.

En este vídeo, Tourneur habla de su productor, Val Newton:

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Cat People), 1942
  • Fotografía: Nicholas Musuraca
  • Montaje: Mark Robson
  • Música: Roy Webb
  • Distribuidora DVD: Manga
  • Duración: 73 min.
  • Público adecuado: +16 años
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor