La vida privada de Sherlock Holmes

Con algo más que media carrera y algunas obras maestras a sus espaldas, Billy Wilder se lanza a uno de sus proyectos más personales y originales, con guion propio, lejos -aunque no desmasiado- de las disparatadas comedias que le hicieron famoso

La vida privada de Sherlock Holmes (1970)
La vida privada de Sherlock Holmes (1970)

La vida privada de Sherlock Holmes: Los héroes de Wilder

Que nadie busque algo «picante» en esta película. La vida privada de Sherlock Holmes muestra al gran detective en la intimidad: tocando el violín, leyendo el periódico, haciendo experimentos… y aburriéndose como una ostra. La película comienza en Baker Street 221-b, donde Holmes estudia cenizas de puros, pasa por unas noticias estrafalarias en la prensa, la desaparición de unos enanos, sigue por un concierto y culmina con una extraordinaria trama de espías que, tal vez, arroje luz sobre la supuesta misoginia de Sherlock Holmes.

Con algo más que media carrera y algunas obras maestras a sus espaldas, Billy Wilder se lanza a uno de sus proyectos más personales y originales, con guion propio, lejos -aunque no desmasiado- de las disparatadas comedias que le hicieron famoso. La película tiene mucho de comedia, pero mucho más de Conan Doyle, y un ciento por ciento de Sherlock Holmes. Un original híbrido logrado.

Hay que advertir que cuando la película se estrenó tuvo un éxito discreto, pero que paulatinamente ha llegado a ser clamoroso, y ahora son muchos los que la consideran una obra maestra. También hay que advertir que el metraje original previsto era muy superior a las dos horas actuales y que -en teoría- la acción y la presentación del gran detective, en la intimidad, transcurrían más fácilmente.

En su estado actual -y a falta de que un DVD o similar muestre el montaje original completo-, se trata de una gran película que los sherlockianos entienden y disfrutan con gran facilidad, los menos sherlockianos pueden encontrarla menos lograda, pero no fue dirigida para ellos.

También hay que advertir que la curiosa elección de Robert Stephens y Colin Blakely para los papeles de Holmes y Watson resultó ser un acierto; caras desconocidas para no predisponer  al público a nada que no sea lo que Wilder quiere decir sobre sus héroes.

En este fenomenal homenaje aparece Christopher Lee, en el papel de Mycroft Holmes, quien en más de una ocasión ha presumido de ser el único actor que ha representado a Sherlock y a su hermano en pantalla. Miklós Rózsa no se limita a componer la banda sonora de la película, también aparece como… director de orquesta.


La vida privada de Sherlock Holmes (The Private Life of Sherlock Holmes, 1970)

País: Reino Unido Dirección: Billy Wilder Guion: Billy Wilder, I.A.L. Diamond Fotografía: Christopher Challis Montaje: Ernest Walter Música: Miklós Rózsa Intérpretes: Robert Stephens, Colin Blakely, Geneviève Page, Christopher Lee, Tamara Toumanova, Clive Revill, Irene Handl Duración: 121 min. Distribuye en formato doméstico: Fox Público adecuado: +12 años (V-)


Reseña Panorama
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.